28.12.09

¡Feliz año 2010!

Para acabar el año con buen sabor de boca e iniciar el próximo con buen ánimo , os pongo algunos vídeos sobre China que me han gustado:







¡Feliz 2010 , nos vemos en el nuevo año!

19.12.09

Cumbre del Clima


Se cierra la cumbre sobre el cambio climático de Copenhague sin resultados concretos. Parece que ha sido un fracaso y según palabras de Hugo Chávez (que precisamente no es santo de mi devoción) si el clima fuese un banco, rápidamente los poderosos se apresurarían a salvarlo y en mi opinión, tiene algo de razón en lo que dice.
Esta mañana escuchaba en la Ser a una representante de Greenpeace España, culpar a la Administración de EE UU de gran parte del fracaso y en "exculpar" en cierto modo a China, la fábrica del mundo, cuyos representantes en la cumbre, no pedían dinero sino trasferencia de tecnología para trabajar en la mejora de la reducción de emisiones. Argumentaban los representantes chinos que su país está en vías de desarrollo y que aún existen grandes bolsas de pobreza. Se comprometían a inspecciones más exhaustivas.
Greenpeace, mediante su representante daba más responsabilidad en el fracaso a la Administración Obama que a la de China.

Urge tomar medidas para dejar a nuestras hijas un planeta que en materia ambiental no esté aún más degradado.
Cuando yo era muy niño, aún te podías bañar el un río Guadalquivir sin contaminar, no en la cloaca en que está convertido en la actualidad. Esto mismo pasa en miles de ríos del mundo.
En otros lugares , por aquellos años, como por ejemplo en el Reino Unido o en Alemania, la contaminación era feroz y cuando los ríos estaban casi sin vida, se hicieron grandes esfuerzos presupuestarios para salvarlos y ahora mantienen sus cursos razonablemente limpios.
Al final es todo cuestión de voluntad y de dinero.

El video que encabeza este "post" es un bello resumen de una serie de documentales de la BBC sobre la naturaleza salvaje de China (Wild China). Es otra cara de la "fábrica del mundo", hermosa, salvaje y muy natural aún.





28.11.09

Nuestra patria común es la belleza


"Cada cosa tiene su belleza, pero no todos pueden verla"
Confucio


"Siempre lees libros sobre China" me comenta mi hija mayor. Si bien es verdad que leo mucho sobre el país de nacimiento de nuestras hijas, también leo otras muchas cosas , de muy variado tema y procedencia., es natural que así sea, ya que aunque China, con su cultura y por supuesto su literatura, tienen, por razones obvias, una enorme atracción sobre mí, también otros temas, otros autores y otros países captan mi atención.

Lo último que he leído, por recomendación de un amigo es "La Elegancia del Erizo", de Muriel Barbery.

Seguro que muchos de vosotros habréis disfrutado con esta novela , éxito de ventas desde hace un par de años en Francia y en otros muchos lugares del planeta. Me ha gustado , si bien al principio no me sedujo mucho, pasado el primer tercio, me atrapó de tal manera que lo devoré en poco tiempo, dejándome un buen sabor de boca y con la idea de volver sobre ella. Tiene reflexiones que requieren una lectura pausada , tranquila, dejando de vez en cuando el texto aun lado y deteniéndose a pensar...



Reproduzco a continuación un pasaje de la novela donde se cita la adopción y que me ha hecho volver sobre la idea de los problemas de identidad que pudiesen tener en un futuro nuestras hijas.

Una de las protagonistas es una niña superdotada que posee una extraordinaria y aguda capacidad de reflexión sobre todas las cosas y que además, dada su enorme sensibilidad, es capaz de emocionarse hondamente ante cualquier manifestación de belleza. Es muy crítica con todo y piensa que su vida no tiene el sentido por lo que decide poner fecha de caducidad a su existencia. En un momento de la novela , nos la encontramos en compañía de su tía y su prima “Síndrome de Down”, en una cafetería frecuentada por personas de clase alta, en el París más glamuroso y cuenta:


"...En la mesa junto a la nuestra había una pareja con un bebé. Una pareja de blancos con un bebé asiático, un niño que se llamaba Théo. Hélene y ellos se han caído bien y han pegado la hebra un poco. Se han caído bien por ser los tres los padres de un niño diferente, por supuesto, por eso se han reconocido y han entablado conversación. Nos hemos enterado de que Théo era un niño adoptado, que tenía quince meses cuando lo trajeron de Tailandia, que sus padres habían muerto en el tsunami, así como todos sus hermanos. Yo miraba a mi alrededor y me preguntaba: ¿cómo se las va a apañar? Estábamos en Angelina, al fin y al cabo: todas esas personas bien vestidas, que paladeaban con aire afectado unos dulces birriosos y que no estaban ahí más que por. ..pues por la significación del lugar, la pertenencia a cierto mundo, con sus creencias, sus códigos, sus proyectos, su historia, etc. Algo simbólico, vaya. Cuando se toma el té en Angelina, se está en Francia, en un mundo rico, jerarquizado, racional, cartesiano, regulado. ¿Cómo se las va a apañar el pequeño Théo? Ha pasado los primeros meses de su vida en una aldea de pescadores en Tailandia, en un mundo oriental, dominado por valores y emociones propias donde la pertenencia simbólica quizá se ponga en práctica en las fiestas del pueblo cuando se honra al dios de la Lluvia, en el que los niños viven inmersos en creencias mágicas, etc. y de repente helo aquí en Francia, en París, en Angelina, inmerso sin transición en una cultura diferente y en una posición que ha cambiado de manera radical: de Asia a Europa, del mundo de los pobres al de los ricos. Entonces, de repente, me he dicho: quizá, dentro de unos años, Théo tenga ganas de quemar coches. Porque es un gesto de rabia y de frustración, y quizá la rabia y la frustración más grandes no sean el paro, ni la pobreza ni la ausencia de futuro; quizá sea el sentimiento de no tener cultura porque se está dividido entre varias culturas, entre símbolos incompatibles. ¿Cómo existir si uno no sabe dónde está? ¿Si se tiene que asumir a la vez una cultura de pescadores tailandeses y otra de grandes burgueses parisinos? ¿De hijos de inmigrantes y de miembros de una gran nación conservadora? Entonces uno quema coches porque cuando no se tiene cultura, uno deja de ser un animal civilizado y pasa a ser un animal salvaje. y un animal salvaje quema, mata y pilla. Sé que no es muy profundo, pero después de esto al menos sí se me ha ocurrido una idea profunda, cuando me he preguntado: ¿ y yo? ¿Cuál es mi problema cultural? ¿De qué manera estoy yo dividida entre distintas creencias incompatibles? ¿Qué me hace ser un animal salvaje? ... "


He pensado en mis hijas cuando crezcan un poco y en las situaciones en que la vida les pueda hacer que reflexionen , como hace la chica protagonista de la historia, en el sentido de pertenencia a una clase social, a un entorno, a un país, a una cultura.

Cuando les lleguen situaciones que las desequilibren, que les llegarán, espero que sepan, tras momentos de confusión, de duda, cuando parezcan que pueden caer, recuperen el equilibrio y sigan hacia adelante con paso seguro.


De la lectura del libro, una conclusión que he sacado, es que la patria común de todos los seres humanos, lo que nos ayuda a llevar una existencia consciente plena y en constante crecimiento , independientemente de nuestro origen y de las circunstancias vitales que nos surjan , está en la belleza de las cosas, en el arte del que se impregna la vida cotidiana y que a veces nos es tan difícil de apreciar.


22.11.09

"El caso de las dos ciudades" Qiu Xiaolong



Mirando las novedades editoriales en una librería de mi ciudad me topo con la portada de la cuarta novela editada en España de Qiu Xiaolong, "El caso de las dos ciudades". Inmediatamente la compro. En cuanto termine la lectura que tengo entre mano empezaré con esta nueva entrega del Inspector Chen Cao. Seguro que me gustará como me ha pasado con sus anteriores entregas


El caso de las dos ciudades

Qiu Xiaolong

Almuzara


Una vez más Qiu Xiaolong, el exitoso autor nacido en Shanghai y residente en Washington, nos brinda una obra que es una excelente novela policíaca y al mismo tiempo una ventana desde la que contemplar la China urbana contemporánea. Como en sus anteriores obras, su hechizo seduce a toda clase de lectores, no sólo a los seguidores acérrimos del género negro.


El caso de las dos ciudades es el cuarto título de la saga que ha hecho célebre a Xiaolong, y uno de los más logrados. En esta ocasión el inspector Chen Cao, de la policía de Shanghai, ha de investigar la corrupción propiciada por las recientes reformas económicas, que alcanza a las altas instancias del Partido Comunista. El anterior encargado de dicha tarea fue hallado muerto en un burdel, tras ingerir una gran dosis de una variedad de "viagra chino". Las pesquisas de Chen le llevarán hasta Estados Unidos al frente de una delegación de escritores en visita de intercambio cultural, y tras la pista de Xing Xing, un magnate que huyó para evitar su procesamiento. Chen se verá atrapado en su intento por preservar su honradez profesional bajo los condicionamientos de un régimen represivo.


Esta novela de Xiaolong es también un feliz tributo a la poesía clásica china. Chen, que fue poeta antes que policía, recita diversos poemas en respuesta a los acontecimientos que se van sucediendo. El resultado es fascinante para el lector occidental, que descubre con arrobo la sutileza y filosofía oriental que encierran esas citas.



Fuente: La balacera


13.11.09

Phillipp Röster, Ministro alemán de Sanidad

Phillipp Röler y su esposa


Todos los padres deseamos lo mejor para nuestros hijos. A veces fantaseamos sobre su vida adulta y nos los imaginamos disfrutando de una buena profesión y con una vida plena y creativa.
Los que tenemos hijos adoptados, además deseamos que nuestros hijos se integren a la perfección en la sociedad en la que viven y sean competentes en lidiar con los problemas que asociados a su origen le puedan deparar.
Es muy estimulante observar casos de éxito en la integración social de personas que tuvieron unas circunstancias similares a las de nuestras hijas. He sabido por Shari , con quien he coincidido en las jornadas de Escuela y Adopción que cité en el último "post", del nuevo Ministro de Sanidad del ejecutivo alemán, cuyo origen está en Vietnam.
Phillipp Rösler fe adoptado con nueve meses en un orfanato de aquel país por una pareja alemana. Es cirujano de profesión y ha sido ha un exitoso ministro de Economía en el estado federado de Baja Sajonia.


Los que lo conocen dicen de él que es "lúcido e inteligente". Algunos de sus rivales políticos lo llaman despectivamente "el chino" y en una entrevista dada a un semanario afirma haber sido siempre consciente de la diferencia de sus rasgos y no haber tenido problemas ("cuando niño no se metían conmigo pues pensaban que con mis rasgos asiáticos tenía que ser un buen karateca") Afirma que su padre siempre le animó a no dejarse nunca intimidar por sus rasgos.
Nunca ha sentido interés por sus raíces vietnamitas hasta que se ha casado y ha tenido dos hijas gemelas. Su esposa le animó a visitar Vietnam, cosa que hizo en 2007.


11.11.09

Adopción y edad adulta


J. Michael Short for The New York Times
Kim Eun Mi Young in her San Antonio home with family photographs and mementos.

A través del blog "Adoption Talk" he sabido de un interesante reportaje en "The New York Times" sobre los adoptados en Corea y la búsqueda de su identidad, que me ha vuelto a hacer reflexionar sobre la identidad étnica y el encaje de ésta en la vida de nuestras hijas. El reportaje, con testimonios de adultos que fueron adoptados en Corea, nos da unos datos muy interesantes que nos tienen que hacer pensar muy seriamente a todas la familias que nos hemos formado mediante la adopción, y sobre todo a las que estamos formadas por personas con diferentes orígenes y rasgos étnicos, sobre la importancia real, la valoración y la trascendencia que puede tener el origen de nuestras hijas adoptadas, en sus vidas, no sólo en la infancia y adolescencia, sino también en la edad adulta.


DIFFERENT
Kim Eun Mi Young in an undated photo with her brothers, David, left, and Shawn.
Growing up, she says, “at no time did I consider myself anything other than white.”

Dice el reportaje, citando datos de un estudio sobre adopción, que el el 78% de los encuestados, durantes la infancia, se sentían "blancos" y querían ser" blancos" cuando eran niños y también como el origen étnico, según datos y distintos testimonios recogidos va asimilándose muy lentamente conforme se van haciendo mayores y cómo éste empieza a "enjacar" cuando ya se es adulto.
Se desprende de su lectura, que es un proceso que dura toda la vida.
Recomienda el estudio un mayor apoyo a las familias adoptivas y el reconocimiento de que la adopción crece en importancia en las distintas etapas madurativas, incluida la edad adulta.

España, hasta hace nada, era una sociedad muy homogénea racialmente. La importancia que a la genealogía se le da en los Estados Unidos , al origen que cada comunidad norteamericana posee , no existe en nuestro país.
Los norteamericanos, se reconocen , aparte de ciudadanos de un mismo país, también como parte de un grupo o comunidad según su origen:
Irlandés, italiano, afroamerciano, hispano, noruego, , ruso, chino,....
No sé hasta que punto ésto marca una diferencia con nuestra sociedad y cómo ésto puede marcar diferencias en como sienten y como integrarán la identidad nuestras hijas hasta la edad adulta, pero es útil saber, cuanto más mejor y estar atentos.
Nuestras hijas pueden que tengan sentimientos de confusión en la identidad, como los de los protagonistas del reportaje y nosotros no lo sepamos.
La verdad es que la adopción exige de nosotros un mayor esfuerzo de empatizar y conocer los sentimientos de nuestras hijas y exige de nosotros prepararnos para ser un apoyo firme en momentos de duda, zozobra y confusión que puedan surgir y que sepamos darle la respuesta ajustada.



Hoy y mañana se celebran en Córdoba unas jornadas sobre "Adopción y Escuela" organizadas por la asociación local de familias relacionadas con la adopción "Tejiendo Sueños" Pienso que casi debería ser obligatoria la asistencia de todos aquellos padres cuyas familias son o serán formadas mediante la adopción.
Desgraciadamente algunos padres adoptivos piensan que "el cariño lo es todo y todo lo cura " y se muestran reacios a conocer aquellos problemas y retos que nuestras hijas tienen ante sí por el hecho de haber sido adoptadas en otro país y por poseer otros rasgos.

8.11.09

Efecto Mariposa de nuestras vidas



El valor de lo que somos está en los demás.

Quizás a veces pensemos que nuestra vida es, ha sido plana, mediocre y un fracaso, pueden llegar a pensar algunos. Podemos valorar que el coste de nuestra existencia es elevado para lo que somos, para lo insignificante que nuestra vida es para los demás y no digamos para el Cosmos, que percibimos indiferente a nuestra existencia, pero... no es cierto.

La trascendencia de nuestros actos es desconocida ya que no sabemos las consecuencias que nuestras acciones a largo plazo tienen. Quizás un gesto sencillo hacia alguien, una palabra, provoca una cadena de reacciones cuyo final ignoramos pero que a buen seguro no es una inutilidad ni está en desarmonía con el Cosmos al que siempre hemos pertenecido y perteneceremos.

Nimias acciones trascienden de forma espectacular y cambian el rumbo de la existencia de otros. Ese es el valor de lo que somos, la trascendencia de nuestra vida está en los demás.

Es nuestro particular "efecto mariposa"



Me acuerdo de la popular película de Capra "Qué bello es vivir", donde se nos muestra a un derrotado y abatido protagonista que piensa en la inutilidad de su existencia y decide acabar con ella. Antes de suicidarse pasa ante él la vida "sin él". Comprueba como su existencia "valió la pena" ya que sus actos, en apariencia sencillos y sin valor a la larga produjeron efectos trascendentes en la vida de los otros.

Cuando toma conciencia del valor de su vida decide continuar y hacer algo tan sencillo como "actuar", con honestidad y coherencia siendo fiel a él mismo.


Hay un popular cuento taoista cuya moraleja es la trascendencia de los hechos fortuitos y la importancia que pueden tener en nuestra vida y la de los demás:




Había una vez un campesino chino, pobre pero sabio, que trabajaba la tierra duramente con su hijo.

Un día el hijo le dijo: -¡Padre, qué desgracia! Se nos ha ido el caballo.

-¿Por qué le llamas desgracia? - respondió el padre, veremos lo que trae el tiempo...

A los pocos días el caballo regresó, acompañado de otro caballo.

-¡Padre, qué suerte! - exclamó esta vez el muchacho - Nuestro caballo ha traído otro caballo.

-¿Por qué le llamas suerte? - repuso el padre - Veamos qué nos trae el tiempo.

En unos cuantos días más, el muchacho quiso montar el caballo nuevo, y éste, no acostumbrado al jinete, se encabritó y lo arrojó al suelo.

El muchacho se quebró una pierna.

-¡Padre, qué desgracia! - exclamó ahora el muchacho -. ¡Me he quebrado la pierna!

Y el padre, retomando su experiencia y sabiduría, sentenció:

-¿Por qué le llamas desgracia? ¡Veamos lo que trae el tiempo!

El muchacho no se convencía de la filosofía del padre, sino que gimoteaba en su cama.

Pocos días después pasaron por la aldea los enviados del rey buscando jóvenes para llevárselos a la guerra.

Vinieron a la casa del anciano, pero como vieron al joven con su pierna entablillada, lo dejaron y siguieron de largo.

El joven comprendió entonces que nunca hay que dar ni la desgracia ni la fortuna como absolutas, sino que siempre hay que darle tiempo al tiempo, para ver que lo malo no era tan malo y que siempre hay algo bueno esperando.

A veces pienso en estas cosas, en nuestras hijas, lo que representamos para ellas, lo que hubiese ocurrido si nuestros destinos no se hubiesen cruzado.

La vida es misteriosa y fascinante.


2.11.09

Día de los difuntos.


En el santoral, hoy es el Día de los Difuntos. Muchas familias españolas siguen la tradición de visitar los cementerios y recordar a sus seres queridos ya fallecidos. Muchas personas no sólo dejan flores sino que también hacen labores de mantenimiento de las lápidas y adornos, fregándolas y repintando leyendas y epitafios. Una vez acabado este rito anual, es corriente visitar los lugares donde reposan los restos de otros familiares menos cercanos o cuyo fallecimiento es ya lejano.
He acompañado este año a mi mujer y su hermana al cementerio donde están enterrados sus padres. Nuestras hijas nos han querido acompañar puesto que deseaban saber dónde están enterrados sus abuelos maternos que nunca conocieron. Creo que es bueno acercarse a la muerte de una forma natural percibiendo que es parte de un ciclo eterno de regeneración. Hacía una decena de años que no iba por el camposanto y he reflexionado sobre el tiempo de nuestra existencia y sobre lo efímero de ésta, de ahí el valor de
vivirla a fondo.
El cementerio es ahora bastante mayor de como lo recordaba la última vez , donde los fallecimientos más recientes ocupaban una parte, un extremo que ahora ha quedado en medio de un mar de lápidas y cruces. Muchas lápidas no son arregladas ni tienen flores, puesto que la persona que está ahí enterrada ya no está en la memoria de nadie. Reflexiono en que ahí es cuando verdaderamente "morimos" como seres individuales, cuando los que nos recordaban ya han fallecido también.

"... Aquí fue la morada antigua del rey Wu;
libre crece la la hierba hoy sobre sus ruinas.
Más lejos, el inmenso palacio de los T'sing, antaño tan
suntuoso y tan temido.
Todo eso fue y no es , todo llega a su término.
Los hechos y los hombres viajan hacia el morir,
como pasan las aguas del Río Azul a perderse en el mar."
Li Bai

31.10.09

Un poco de perspectiva





"Observa todo lo blanco que hay en torno tuyo, pero recuerda todo lo negro que existe."
Lao Tse


Estos días de forzado "descanso" he podido apreciar que la percepción del tiempo acelerado no va tanto en el trabajo, la dedicación que a él le hacemos, la energía que nos consume y la fatiga que nos provoca, como en la rutina y el orden estricto de nuestras vidas, donde todo está programado y debe ajustarse a unos tiempos muy tasados y que dejan poco margen a relajarse sin que el reloj nos llame y nos diga "es hora de..." ,"ahora toca..."
Las dos semanas que llevo sin trabajar han pasado en un suspiro. Pensaba que la dedicación al trabajo, la energía que nos demanda nuestro quehacer laboral, era principalmente la causante de nuestra percepción acelerada del tiempo, y no es así. Es la rutina, la monotonía en nuestras vidas lo que "mata" el tiempo.
He descansado la mente de "escuela" y he podido apreciar, aquí en casa, tranquilo, sin presión, sin grandes obligaciones , sólo pequeñas tareas, que el tiempo también pasa muy deprisa. Las cinco horas de colegio se van en un suspiro y cuando acuerdo debo salir pitando a recoger a las niñas. Este tiempo de baja forzada me está sirviendo para ver más en la distancia, con otra perspectiva, mi trabajo de maestro. Noto que los "grandes" problemas a los que a diario me enfrento habitualmente en mi labor, "no lo son tanto". A fuerza de "estar metido en ellos" perdemos la perspectiva, el valor y la trascendencia que tienen nuestras actuaciones.
Ya me resta poco tiempo de este "descanso" y he de reconocer que para "mi cabeza" me está viniendo muy bien.

La educación y formación de nuestros alumnos se sustenta en cuatro pilares: la familia, el sistema educativo, los profesores y ellos mismos .
Muchas veces, en el día a día, inmerso una semana tras otra en la tarea de formar a los chavales me olvido de que soy sólo una parte, importante, decisiva y trascendente, pero no la única. Olvido que en ocasiones, los otros tres elementos (familia, sistema y alumnado) no cumplen como deberían , trasvasan responsabilidades y se presionan unos a otros. A veces incluso actúan a la contra entre sí, provocando desconfianza, que a veces se plasma en la desautorización también sobre el profesorado y su trabajo. Los intereses de la Administración , no siempre coincidentes con los de la educación, llevan a una burocracia y control administrativo inútiles, sin voluntad de ataja los problemas a fondo, a planes propagandísticos que sólo buscan sustentar el sistema, sin importar que este perpetúe la mediocridad. Me olvido con frecuencia de la carencia de autoridad paterna, lo que trae como resultado la desautorización, la falta de transmisión de valores como el esfuerzo, la satisfacción del trabajo bien hecho, la empatía, el civismo y el desdén, cuando no la complacencia con las actitudes contrarias a la convivencia y la armonía que debe reinar en el aula..
Tantas cosas no dependen de mi...


He tenido la suerte de ver estos días una serie de reportajes de la BBC (Chinese School) sobre el sistema educativo chino. Son cinco horas de seguimiento a alumnos de tres centros (primaria, secundaria y bachillerato) de una pequeña ciudad del interior de China.
En un tono amable, sin concesiones al "sistema", pero también sin prejuicios, se analiza la situación de estos centros , su día a día, sus objetivos y expectativas, sus carencias y sus logros.
Me produce envidia el consenso que entre los chinos hay (familias, autoridades, profesores y alumnos) de ver la escuela como la oportunidad de progresar, no sólo individualmente , sino como país y de como trabajan para ello reforzando valores que aquí estamos minusvalorando,
olvidando en ocasiones y despreciando a veces. Valores como el respeto obligado y el aprecio hacia sus profesores y sus compañeros y el esfuerzo personal de superación están dando sus frutos, y a pesar de las carencias y defectos (también los hay, por supuesto, por ejemplo la competitividad y la presión excesivas que se sufre al final de la etapa educativa, ante el temido examen de acceso a la universidad...)

En fin, me doy cuenta desde aquí, desde casa , mientras mis compañeros trabajan y a los que me uniré en breve, que en mi parcela , en mi responsabilidad debo continuar con la labor e ilusión que durante todos estos años he desempeñado sin dejarme ahogar por los problemas que como decía al principio, no lo son tanto visto desde fuera, al menos en lo que atañe a mi responsabilidad. Creo que así no "me quemaré" y podré rendir el mejor servicio a mis alumnos y a mi mismo.


"La manera de hacer es ser."
Lao Tse

23.10.09

A pie por China



¡Cuánto me gustaría emular a este joven alemán! Ha viajado durante un año más de 4500 km a pie por China.

El vídeo de cinco minutos es muy bueno. Se lo dedica al "maestro Xie" , quien desde 1983 recorre China también a pie, según nos cuenta Christoph Rehage en su web.



21.10.09

Los inconvenientes como retos



Debido a un pequeño accidente me encuentro en casa, de baja laboral y con el brazo en cabestrillo (nada grave, una pequeña fisura a la altura del codo en el radio del brazo derecho). Aprovecho el silencio, desacostumbrado para mi a estas horas , cuando todos están trabajando, y la tranquilidad que supone no estar obligado a hacer nada, para disfrutar del sosiego de mi casa vacía. Enciendo el ordenador y leo con más calma que de costumbre, con menos prisa, los blogs y páginas de Internet que habitualmente sigo cuando dispongo de tiempo ( también así me olvido del picor que la férula me produce y que llevo como mejor puedo )

Aunque sólo puedo usar la mano izquierda, no tengo prisa y tecleo con un dedo esta entrada sobre algunas cosas que esta mañana he leído.

El blog de Roberto Pili hace una una referencia al de Brenda. Leo su entrada "Esos malos oportunos" . Lo encuentro muy interesante (como todo lo que escribe) y me hace pensar en mi situación de hoy mismo : apenas he dormido por la incomodidad de la inmovilización del brazo, me encuentro muy limitado para situaciones sencillas como es por ejemplo atarme los cordones de los zapatos. Me pica horrores el brazo sin poder aliviarme con "una rasquiña", el peso de la escayola a veces se hace sentir y molesta en forma de leve hormigueo. En fin. Nada grave repito, pero esta repentina, transitoria (y espero que breve) inmovilidad parcial, me ha hecho pensar en las acciones cotidianas sobre las que nunca reparo. Puedo quedarme sentado lamentando mi situación, o intentar hacer cosas y moverme a pesar de la dificultad, adaptándome a la situación. Tengo la opción de ver todos estos inconvenientes como retos y decido aplicarme esto último.

Me cuesta escribir pero es mejor que no hacerlo y me doy cuenta de una ventaja, que es que teclear con un dedo me obliga a ir lo suficientemente despacio como para que el pensamiento no se desboque, las ideas no se aglomeren y empujen unas a otras. Descubro que escribir despacio no está tan mal. La lentitud obligada de la mano, en cierto modo "contagia" la mente y acabas serenándote y viendo las cosas, las ideas más nítidamente. Me doy cuenta que puedo aplicar a esta situación concreta el lema del "movimiento slow" que dice "menos es más".


Escribe Brenda de "resiliencia". Es un tema muy interesante para todos y que dadas las circunstancias de nuestras hijas y de los retos "extras" a los que se enfrentan y enfrentarán, debemos estudiar sus principios, asimilarlos y aplicarlos a nuestras vidas. Es muy cierto que ante situaciones difíciles tenemos dos opciones, luchar por superarlas y aprender de ellas o dejarnos arrastrar por la pena, la tristeza y la desesperación , según los casos.

He recordado un libro que leí hace tiempo y que recomiendo , se titula "El hombre en busca de sentido" de Víctor Frankl.


Me ha gustado mucho la idea de "no dar respuestas tristes a situaciones tristes" . Es cierto, suele ser lo habitual el mimetizarse con la pena y unirse a ella hacia donde nos quiera arrastrar.

Nuestras hijas nos tienen como modelo y debemos transmitirles en la medida de lo posible la idea de resiliencia, siendo un ejemplo para ellas en cómo nos enfrentamos a los retos, más o menos grandes, más o menos graves, que el día a día nos plantea.


10.10.09

Najat y la identidad



He escuchado en varias ocasiones en la radio a Najat el Hachmi (tertuliana ocasional de Julia en La Onda, de Onda Cero) hablando de los temas más variopintos. Trasmite sus ideas de manera que dejan traslucir que ella es a una mujer inteligente , joven muy de su tiempo y de la sociedad en la que vive y con criterio propio.

Me hizo gracia el primer día en que coincidió con Sánchez Dragó, también tertuliano, en el citado programa de radio. Éste no la conocía y al presentársela, dijo Julia Otero que era escritora . Le faltó tiempo a Sánchez Dragó para entender que era “escritora marroquí, ...con ese nombre...”. Najat le contestó que ella era de Vic, donde había vivido desde los ocho años.

Esta mujer que reivindica su identidad de joven, mujer, catalana, de Vic, vecina de Granollers, licenciada universitaria, escritora, y nacida en Nador , Marruecos, escribió el ensayo «Jo també sóc catalana» donde intenta hacer ver a la sociedad la normalidad de lo que representa: una mujer educada en la cultura catalana, la de su entorno de Vic, con raíces y origen en el Marruecos bereber. Reivindica el respeto por lo que ella es, sin que ello suponga rechazar su procedencia, la de su familia y su origen , con todo lo que significa, y que asume con la naturalidad.

Leí su libro “El último patriarca” (lo recomiendo, aunque algunos pasajes son duros, de una violencia que, por desarrollarse en el contexto íntimo, silencioso de la familia los hacen más espeluznantes ) donde, entre muchas otras cosas la joven hija lucha por ser como sus compañeras de instituto, por ser lo que siente, una joven más, simplemente.


En esta actitud de Najat, ante “la sociedad” , “su sociedad”, en estos sentimientos, siempre he visto un paralelismo con lo que nuestras hijas puedan sentir en el futuro. Nuestras hijas son españolas, pero sus rasgos, como en Najat su nombre y su tez morena, delatan otro origen que los demás, en muchas ocasiones se empeñan en colocar de filtro para todo lo demás.


Nuestras hijas nos han expresado en varias ocasiones su fastidio por ser en muchas ocasiones vistas como “chinas” (idioma, costumbres,...) exclusivamente. Ellas sienten con orgullo su origen, pero detectan que los demás , en gran número de ocasiones , ven en ellas a unas chinas sin más. Les molesta que desconocidos y algún que otro conocido no capten, no entienda lo que para nosotros es normal y vivimos con naturalidad, es decir, lo que supone haber nacido de otra familia y haber formado la nuestra mediante adopción ; respetar y apreciar el origen y vivir y desarrollarse en un entorno que es y sentimos nuestro, como es y sienten suyo su origen, aunque no hablemos la lengua de China ni vivamos las costumbres de su maravilloso país de nacimiento.

En otras ocasiones he hablado de la identidad en nuestras hijas y lo que significa sentirse igual a los que te rodean y ser vista de modo diferente, el de ser señalas.

Saben por experiencia lo fácil que es echar mano del “¡china! “como insulto por parte de compañeros de clase. Recientemente nuestra hija pequeña nos contó como no pudo reprimir el llanto cuando una compañera de clase , a la que conoce desde los tres años, la llamó a modo de insulto “china, cara de hoja.”

Nuestra hija mayor, como también ha sido objeto del apelativo de “china” como insulto , por experiencia, por ser mayor y por haber reflexionado sobre el tema , alecciona a su hermana diciéndole: “ X, es tonta. No sabe que ser china es algo normal, como ser de Córdoba. Menudo insulto. Es una ignorante”

No obstante, nuestra hija mayor teme , así nos lo ha dicho, la hora de ir al instituto (será el año próximo) Al temor que todos los chicos sienten por ese lugar , esa situación nueva, nuestra hija une sus rasgos distintos. Teme ser objeto excesivo de atención por su rostro , por sus ojos.

Es un temor que yo también tengo, puesto que ahora comienza la etapa más difícil de su desarrollo.

Ahora entra en la adolescencia y construye su identidad. Espero saber estar a la altura de las circunstancias y saber manejar los conflictos que surjan del mejor modo posible.



27.9.09

City of Life and Death



"La vida es más difícil que la muerte"


Con esta frase termina esta, dicen, sobrecogedora película del realizador chino Lu Chuan.

(en este blog comenté hace tiempo su película Kekexili)

Ha ganado la Concha de Oro en el presente Festival de Cine de San Sebastián. A decir de los críticos, es un galardón merecido que narrar con maestría las atrocidades que las tropas japonesas perpetraron en la antigua Capital del Sur, Nanjing, durante la ocupación del país en 1937.


Mucho se ha hablado , escrito y filmado sobre este horrible episodio de la historia reciente de la humanidad. Más allá de la discusión en las cifras de víctimas, la matanza fue un hecho y por vez primera un joven director de éxito en China, cuenta este vergonzoso episodio contando también con el punto de vista del soldado japonés. Parece que esto molesta a muchos chinos y por ello la distribución de la película puede tener problemas en los cines de su país.

Creo que Lu Chuan es valiente al mostrarnos el horror de las guerras acompañado de la reflexión que provocan otros puntos de vista (algo parecido hizo Clint Eastwood con "Cartas desde Iwo Jima" y "Bandera de nuestros padres") . El horror no entiende de países ni de épocas. Los humanos lo hemos practicado desde siempre, así como el heroísmo.


No debemos resignarnos y luchar cada cual desde su modesto lugar en este mundo para que esa "mala leche" que entre nosotros habita no se alimente con odio y se multiplique hasta nublarnos el entendimiento y llevarnos al horror como ocurre en muchos lugares del planeta, donde no sólo se cometen atrocidades sin compasión, sino que hay quien las justifica con argumentos maniqueos de buenos y malos.



Ayer mismo vi un reportaje en La 2 de Televisión Española sobre los españoles en los campos de exterminio de la Alemania nazi, donde algunos de los supervivientes contaban los horrores a los que un ser humano puede llegar. Los supervivientes contaban como algunos ante el terrible de la existencia que tenían, optaban por morir, por poner fin a tanto sufrimiento.

"La vida es más difícil que la muerte"




26.9.09

Tao de otoño


La vida es fluir, movimiento constante. La muerte es lo inerte. Cuando la brisa agita la hojas y la sombra de éstas se proyecta en esta esquina de la mesa de mi escritorio con movimientos suaves, casi imperceptibles, pienso que vivo, que la vida fluye a mi alrededor y por un instante percibo la armonía de las cosas.

Pienso en el movimiento, y en que cuando todo se detiene es el final de lo que conocemos.

Hoy es el primer sábado de otoño y al amanecer una bandada de golondrinas , camino del sur, volaba bajo sobre la tierra aún reseca pero que deja asomar pequeñas briznas de hierba. El ambiente es algo más fresco y grandes nubes anuncian lluvia. Otro otoño más y así siempre...

21.9.09

Casos de corrupción en adopciones



Yang Shuiying con dos de sus hijas delante del porche de su casa en el pueblo de Tianxi, provincia de Guizhou. Otra hija le fue llevada por un funcionario de planificación familiar, quien dijo que la iba a vender para adoptar en el extranjero. (Barbara Demick / Los Angeles Times)

Ayer leí un reportaje de Los Angeles Times, que me ha dejado muy mal cuerpo. En él se describen casos de niñas arrancadas de sus familias por parte de funcionarios encargados de vigilar los asuntos referentes a la "política del hijo único". En China, infrirgir la ley en cuanto al número de hijos por familia supone una multa muy elevada, que como dicen algunos de los carteles que en algunos lugares de ciudades y pueblos se colocan por parte de las autoridades, supone "la ruina de la familia".
Para eludir esta multa, parece ser que algunos funcionarios ofrecen la posibilidad de llevar a la niña al orfanato local a cambio de eludir la multa y guardar silencio. La niña es dada en adopción en EEUU o Europa, se dice en el artículo. Los padres dicen que fueron engañados y forzados a ello.
En los casos descubiertos,según las autoridades, los responsables han sido castigados, aunque las familias dudan de esto y afirman que han sido sanciones muy leves, en algunos casos aún siguen en sus puestos.
Parece, según el reportaje, que a partir del años 2003, y debido a la gran demanda de solicitudes de adopción, algunas personas vieron en el donativo de 3000 dólares, una forma de enriquecerse fraudulentamente, aprovechánsose de su posición o puesto de trabajo.
Siempre he pensado (y sigo pensando) que establecer un "donativo" obligatorio, así como el control que el CCAA (Centro Chino de Adopciones) ejerce en todo el el proceso, es una garantía para las familias adoptantes. Estableciéndo una candidad única y para todos los orfanatos la misma, evitan una competencia entre ellos a la hora de tramitar adopciones que podría llevar a una corrupción mucho más extendida como ocurre en otros países. En un Estado de carácter autoritario y centralizado, como el chino, esta es la manera con la que se intenta controlar, en la medida de lo posible, todo el proceso. También, ese mismo sistema lleva al abuso en los lugares remotos, como vemos. Espero que, como parecese ser, haya sido algo muy puntual y minoritario y deseo y espero que no se vuelva a producir. Noticias como esta me producen una gran desazón.

16.9.09

Machismo en China


Hoy he visto unas imágenes que muestran el machismo en toda su crudeza. Advierto que son duras las fotos que se pueden ver en el blog China Smack. La chica agredida es novia del homínido que le pega. Se entera de que está embarazada y sabe (por su abstinencia previa al próximo enlace) que el hijo no es suyo. Casi peor que las imágenes son algunos de los comentarios de algunos (demasiados) lectores. Afortunadamente otros censuran, condenan y abominan de la conducta de ese salvaje que pega a una mujer embarazada . Deplorable la actitud de los espectadores de la escena.
En España mueren al año decenas de mujeres por ese pensamiento cavernario de "eres mía" y" "tengo derecho sobre ti" . En China es peor, cosa que lamento.


13.9.09

Comienza el curso escolar


"No te quejes de la oscuridad, enciende una luz"

Confucio


Este verano tuve una breve conversación con una joven china que trabajaba en un bazar de Fuengirola (Málaga) En muchas ocasiones, debido a los rasgos de nuestras hijas, en fácil entablar conversación con ciudadanos chinos que viven en nuestro país.

Me contaba esta joven (de unos veinte años) hablando de la edad de mis hijas y del curso en el que estaban en la escuela, que su hermana pequeña, de la misma edad que la menor de mis hijas, no se adaptaba a la escuela. El ambiente en las clases le desagradaba y lo pasaba mal.

Me preguntó si mi hija pequeña se sentía bien en el colegio. Me confesó esta chica que comprendía a su hermana, que el los años recientes en los que esta joven estuvo en el Instituto, le resultaba increíble el trato que los alumnos daban a los profesores, como no les hacían caso y como se perdía el tiempo en clase. No comprendía la falta de respeto que los chavales tenían hacia sus profesores, viniendo de un país, como China, donde no sólo a los profesores se les respeta, sino a todas las personas mayores.

Comentarios como los de esta joven china, me entristecen como español y como maestro, que como probablemente sepan algunos de los amables lectores de este blog, es lo que soy. Es la profesión que elegí hace ya mucho tiempo. Hoy en día pasamos por muy malos momentos en materia educativa. Sé de que hablo. La sociedad actual en nada se parece en la que vivía cuando decidí dedicarme al trabajo de enseñar, de transmitir a los niños la fascinación y el estímulo que supone el descubrimiento de las cosas. Aprender es una actividad muy gratificante y además muy útil para la vida. Desgraciadamente la escuela ha ido deteriorándose con el paso de los años. No me refiero ni al al material educativo ni a la instalaciones, que han ido mejorando con el paso del tiempo, como ha sucedido en nuestras casas, que disponen ahora de mas "comodidades" que nunca. Tampoco me refiero al profesorado que (aunque también hay quien no da el nivel, como ocurre en todas las profesiones) está razonablemente preparado y motivado para hacer su labor. Cuando me refiero a deterioro, quiero referirme al mismo acto de "enseñanza -aprendizaje" .

Cuando empecé, la mayor parte de mis energías las dedicaba a preparar con ilusión la materia que iba a enseñar. Pensaba en el modo más atractivo de transmitir "la chispa" que te enciende el entusiasmo por descubrir las cosas, por entender, por aprender. Buscaba lo mejor para motivar a mis alumnos y por mantenerles este estímulo durante el curso. Creo con honestidad que muchos guardarán un buen recuerdo de sus años de escuela como yo también lo tengo. Así como antes dedicaba la mayor parte del tiempo de clase, de mi energía a enseñar las claves del aprendizaje , del saber y del conocimiento de una materia concreta, en los últimos años gran parte de la energía se me va en mantener el orden necesario para que el acto de aprender se pueda llevar a cabo y en burocracia inútil. Pienso que soy un maestro que intenta estar al día en todo. Siempre he reciclado mis conocimientos y adoptado a las exigencias de cada momento.

La escuela es un reflejo de la sociedad y siempre he ido a la par de los tiempos y las exigencias que éstos en cada momento me han marcado, pero ahora la cosa pinta muy mal. A pesar de todo, intento todos los días hacer de tripas corazón y en la medida de lo posible enfrentarme a las difíciles exigencias de mi trabajo lo mejor que sé, sin dejarme la salud en ello, cosa difícil puesto que el maldito estrés siempre me está rondando y mandándome avisos en forma de erupciones de piel, dolores de espalda, de cabeza, insomnio, etc. Intento ( y creo que consigo) mantener la cabeza fría en los momentos más complicados y no dejarme arrastrar por las emociones negativas que cada jornada aparecen por aquí o allá.

Intento hacer mía a diario la máxima de Confucio que encabeza esta entrada e intento agitar la conciencia de todos los que tengo a mi alrededor, es mi deber aunque parezca que siempre me estoy quejando y que parezca infeliz (cosa que no es cierta obviamente) Soy consciente que crear un problema es mucho más fácil que resolverlo y que para los problemas complejos las soluciones también son complejas.

Pongámonos a trabajar .

Me gustaría compartir con vosotros la reflexión que da con las claves del problema que tenemos en educación, muy acertada en mi opinión, que esta semana pasada escuché en Onda Cero, en el programa "Julia en la Onda" , a Francisco Kovacs, médico especialista en la espalda y sus patologías, que en su entrevista con Julia Otero, acaba hablando de educación. Un tema que parece que a todos preocupa, pero en el que no se hace nada concreto y efectivo que haga que comience a girar esta nave en la que vamos todos y que se encamina a no sé donde.

6.9.09

Tres libros


Tengo en mente leer estos tres libros que ayer, dándome una vuelta por el centro de mi ciudad, ojeé en una librería. Tengo una lista de futuras lecturas que cada vez se hace más larga, donde no sólo están textos relacionados con China, como es natural. Muchas veces, de esa lista se cae alguno que otro, cuyas referencias no son buenas por comentario de lectores, y que tras ojearlos un poco decido dejarlos. Lo hago sin problemas. Nunca me empeño en leer o terminar un libro que no me gusta, habiendo tanto donde elegir. Suele sacarlos de la Biblioteca Pública y si me gustan, los compro.
(haciendo "clic" sobre ellos se abre un enlace con la referencia de los mismos)

31.8.09

Una imagen de las vaciones



Contemplo a mis hijas concentradas en construir una fortaleza de arena. Se afanan en remover tierra, trasladarla y rellenar el hueco dejado con agua que buscan y transportan desde la cercana orilla de este hermoso lago . Dedican esfuerzo y concentración a una tarea efímera e "inútil" en el sentido literal del término. Pienso en lo felices que son aquí y ahora.
¿Acaso nuestro empeño en llenar nuestras horas de actividades "útiles" o su imperiosa búsqueda, descartando las "inútiles", nos aparta de la felicidad, del disfrute del instante?
Los niños tienen mucho que enseñarnos. Nos recuerdan que todos actuábamos así y que ya lo hemos olvidado.

Es bueno recordarlo ahora que las vacaciones se han acabado.



23.8.09

Viajar



Viajar. Para mí es una de las mejores maneras de saborear la vida. El tiempo se ensancha y los días que transcurren entre paisajes, acentos , olores y sabores no habituales te hacen percibir la dulce y apacible sensación de plenitud de sentirse vivo y aunque los segundos, inexorables y mecánicos, se suceden uno tras otro , la percepción del tiempo transcurrido es diferente. El tiempo de viaje transcurre rápido, a veces vertiginoso, pero en la memoria perdurará plácido y ancho y después, de vuelta a casa, en los monótonos días que se suceden en la mayor parte del año, los paisajes, acentos , olores y sabores vividos volverán en la memoria y me harán desear revivirlos, y en cierto modo así sucederá.

Cuando viajas, también lo haces de un modo interior y te recorres por dentro, observándote y reflexionando sobre tí, tus ideas e inquietudes, tus actitud ante ciertas cosas. No hay nada mejor que encontrarse durante un cierto tiempo fuera de los paisajes, acentos , olores y sabores no habituales para pensar con más precisión sobre uno y lo que te rodea.

Viajar es vivir con la intensidad que a veces la monotonía y la cotidianeidad nos dificulta.

Todo esto que cuento, no sólo nos ocurre a nosotros los adultos, los niños también , a su manera disfrutan con intensidad de estos días "diferentes" y también aprenden cosas sobre ellos y sus vidas que les servirán cuando vuelvan a la monotonía que la cotidianeidad les impone.

Para nuestras hijas , para la construcción de su identidad, el viaje es una importante herramienta que les ayuda, como ocurre con nosotros los adultos , a reconocerse en una forma de ser, unas costumbres, en una cultura que nos ubica en una geografía , nos hace valorar lo que poseemos y nos motiva para cambiar lo que nos diferencia y desagrada de nosotros y nuestra forma de ser.

Durante nuestro periplo europeo hemos coincidido casualmente con otras familias como la nuestra. En el sur de Francia una familia de París con dos niñas chinas de edades parecidas a las de nuestras hijas y en el norte con una familia holandesa, también con hijas chinas y con edades similares. Chinitas hablando español, francés y holandés, intentando comunicarse. Es una casualidad que te hace pensar en lo relativo de las cosas, por un lado lo pequeño que puede ser el mundo y por otro de su imensidad y variedad., de sus coinciencias y diferencias.



14.7.09

Tiempo de viajar



No quería iniciar nuestro anual periplo rutero sin despedirme y agradereros vuestro seguimiento de este humilde blog. Gracias por estar ahí. Un paréntesis de descanso. Nos vemos a final de agosto. Felices días de verano.

"Quien volviendo a hacer el camino viejo aprende el nuevo, puede considerarse un maestro."
Confucio
Si eres el autor de alguna de las fotos colocadas en el blog
y no deseas que sea usada aquí,
notifícamelo y la retiraré
  • correo
  •