27.2.07

Cartas desde Iwo Jima



El pasado fin de semana vi la magnífica película “Cartas desde Iwo Jima”, de Clint Eastwood. Es una de esas películas con sustancia, llena de matices y con pasajes casi poéticos que te hacen reflexionar. La guerra es algo terrible que muestra lo peor y lo mejor del ser humano. Tras ver la película he pensado en muchas cosas, como por ejemplo en que los que están inmersos en ese ambiente tan horrible de muerte y destrucción humanas, muestran su personalidad diáfanamente y que somos siempre los mismos en contextos distintos. No hay un bando bueno y otro malo, solo personas con comportamientos buenos o malos. Si en cualquier conflicto supiésemos ponernos en el lugar del otro, no nos dejásemos dominar por los prejuicios que todos inevitablemente tenemos, habría menos problemas sociales. Las personas se ven avocadas a entrar de lleno en una batalla que no buscaban y no pueden dar media vuelta.

Es terrible, contradictorio y muy humano en el fondo el comportamiento, por ejemplo del protagonista principal, personaje interpretado por Ken Watanabe (soberbia interpretación), Samurai de principios que conoce y aprecia al bando contrario y que sin embargo se ve obligado a pelear contra él. Toma la decisión de defender la isla a sabiendas de que es una batalla perdida. Acata la decisión de sus superiores con el objetivo de retrasar al máximo el avance del ejercito norteamericano sobre tierra japonesa. Si por él fuese, Japón no habría entrado en guerra con los Estados Unidos pero su condición de militar le obliga a obedecer las órdenes.


Aparecen en la película también las figuras del fanático, del sádico, del que deprecia la vida,. También la figura de la persona sensible al sufrimiento ajeno..., en fin mucho material humano, la guerra contada desde el mundo de los sentimientos (por cierto, estupendos los flash back). Cuando la veía también he recordado otra película con mucho en común : La Delgada Línea Roja.


En ésta hay una secuencia que cuando la veo me emociona porque me hace pensar lo que de terrible e injusto tiene la guerra; es esa en la que los soldados norteamericanos entran en el campamento de los hasta ese momento invisibles japoneses. La destrucción de un lugar donde lo que se ve es la más absoluta imagen de nosotros: personas escribiendo cartas a familiares, enfermos y heridos que se recuperan, personas que rezan,...personas en definitiva y no enemigos o “malos” como en la simpleza del fanático aparecen siempre los del bando contrario.

El ejército japonés cometió atrocidades terribles en China durante la ocupación de este país. Son conocidas entre otras La Matanza de Nanking, comparable a otros muchos genocidios que en el siglo pasado ha habido y que me temo mucho que en este habrá.

Para ayudar a evitar que se repitan tales atrocidades, nosotros, personas corrientes no debemos nunca “dar cancha “ al fanático, tenemos que contribuir a que nos veamos unos a otros como personas antes que nada, seamos de donde seamos y nunca dejarnos dominar por los prejuicios.

En China, hay quien interesadamente mantiene vivo un resquemor, cuando no hostilidad ante Japón. Me parece un error y yo aplaudo a los que de esto se distancian.

Me gusta que personas relevantes de China huyan de este prejuicio antijaponés y manifiesten en sus obras aprecio por los japoneses como por ejemplo Zhang Yimou, con Riding Alone for a Thounsand Miles, o escritoras como Shan Sa,

en cuya novela La jugadora de Go (que leí hace unos años) pone de manifiesto esta idea de que el amor diluye los prejuicios y el aprecio al otro nace cuando en él nos vemos a nosotros.

9 comentarios:

  1. Me gustó mucho la reflexión que haces y me hizo recordar un libro de Celine "Viaje al fin de la noche". Yo creo que también sería desertor, como el protagonista del libro,si se diese el necesidad. :-) Por cierto, hasta ahora no he conocido a un chino a quién no le caigan mal los Japoneses, en cambio si he conocido a "personas encantadoras" que abiertamente los detestaban. Lo que hace la educación....

    ResponderEliminar
  2. Anónimo4:12 p. m.

    Gracias por la pagina de pintura china,gracias.
    Virginia.

    ResponderEliminar
  3. Es un claro ejemplo de que está fuera de lugar generalizar en culquier caso.Las situaciones límites muestran lo mejor y/o lo peor de nosotros, pero los valores morales de una persona van con ella, estén en el bando que estén y vayan bajo la bandera que vayan.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo6:18 p. m.

    No estoy de acuerdo contigo. Deberias enterarte mas a fondo por que existe ese prejuicio contra loa japoneses y si los japoneses han hecho lo suficiente para mostrar su arrepentimiento. Que yo sepa, los japoneses no se arrepienten de su pasado militarista. La derecha que gobierna japon (elejido por su pueblo democraticamente) corrige los libros de texto desmintiendo las atrocidades que hicieron en asia. Hace poco negaron que japon obligase a las mujeres a prostituirse, vamos que iban voluntarias (al igual que los judio iban de forma voluntaria a ducharse bajo el gas de los nazis). Han cambiado su contitucion pacifista por lo que ahora pueden mandar tropas al extranjero. Claman al cielo por que china incrementa su gasto militar cuando esta solo representa el 64% del japones y china nunca ha iniciado una guerra (los japonese en la primera y la segunda guerra mundial agredieron a los vecinos). Japon, junto a EEUU apoya la independencia de Taiwan, instala escudos antimisiles de EEUU. Y tu me dices que los chinos deben de huir de lo prejuicios antijaponeses. Por favor, informate bien porque existen esos sentimientos y deja de vivir en tu mundo de fantasia en donde todos son buenos. Y juzga bien a la gente, no te equivoques, el pueblo chino nunca, y recalco que nunca, ha sido expansionista. Los japones, nunca, nunca han sido pacifistas.

    Si lees La Vanguardia de cataluña, hay un periodista, Rafael Poch, que tiene opiniones muy interesantes y puntos de vista distintos a lo que venden los medios occidentales.

    ResponderEliminar
  5. Es inevitable tener prejuicios. Todos los tenemos y el que lo niegue sencillamente miente. Lo que intento transmitir es el hecho de que los prejuicios nos dominan en muchas ocasiones, nublan nustra razón y entonces nos dejamos llevar por "las tripas". Entiendo que los chinos tengan prejuicios ante los japoneses. Estoy informado de las razones por las cuales ocurre esto y sé los puntos de vista de Rafael Poch (al que he citado en este mismo blog en alguna ocasión y cuya visión de China comparto en gran medida)
    Digo, repito y repetiré las veces que haga falta que no sólo los chinos, sino todos debemos huir de nuestro prejuicios, precisamente porque sé que no vivimos en un mundo feliz.
    Mi simpatía más absoluta para el pueblo chino, el pueblo japonés, el pueblo americano... y el pueblo de cualquier lugar y mis desprecio total para los que (sean de donde sean) discriminan, violentan, desprecian , hacen sufrir, o asesinan a un semejante sólo por ser miembro de un grupo amplio, una nacionalidad determinada o una etnia concreta, sean quienes sean y pertenezcan al país que pertenezcan.
    Gracias "anónimo" por tu comentario.

    ResponderEliminar
  6. José Luis, has dado una respuesta ejemplar parece que hay gente que cree ya saberlo todo.
    Según tengo entendido, Estados Unidos, ya no apoya la independencia de Taiwán tal como dice "anonimo", sino que está a favor del status quo,:defendería a Taiwán del ataque de China, pero dejaría de apoyar a Taiwán si esta declara su independencia.

    ResponderEliminar
  7. Gracias Javier por tus comentarios. Aprecio que sigas la lectura de mi blog y tus comentarios. Buscaré "Viaje al fin de la noche" que no conozco.

    ResponderEliminar
  8. Gracias a ti por escribirlo. :-)A ver si te gusta el libro. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Hola José Luis. He puesto un enlace a tu blog desde el blog de la escuela, porque ya sabes que tus artículos me gustan mucho. Comos sé que llevas tiempo en esto, si le ves alguna crítica para hacerle, será sumamente bienvenida. Un saludo

    ResponderEliminar

Si eres el autor de alguna de las fotos colocadas en el blog
y no deseas que sea usada aquí,
notifícamelo y la retiraré
  • correo
  •