27.11.10

El color del cristal

Jiang Wei Liang

Sabemos que en muchas ocasiones,  dependiendo del "filtro" que apliquemos ante nosotros así haremos un juicio de lo que se nos muestra y  comprobamos a veces para nuestra sorpresa,  que cambiando el filtro, cambiamos el juicio. Hace un par de "post" Roberto me comentaba su discrepancia ante el juicio que me merecía a mí la actitud un tanto "chinofoba" de Henning Mankell en su novela "El Chino". Mirando  el asunto con atención quizás llevaba razón Roberto.
En la novela había pasajes muy "chinófilos" que en mi juicio global del libro quedaron olvidados quizás porque me dejé llevar un poco  por mis ideas preconcebidas y por mi permanente alerta ante todo comentario antichino.

Algo parecido me está  pasado con Dianne Wei Liang, cuya novela "Mariposas para los muertos" estoy leyendo ahora.


                                  




 Tanto su  primera  novela "El ojo de Jade"  (protagonizada por la detective Mei) como  su primer  libro  "El lago sin nombre" (visión de los sucesos de Tiananmen, en los que participó cuando estudiaba en la capital de China) ambos,  cuando los leí hace ya unos años, en plena "fiebre chinófila", me parecieron en exceso críticos con el régimen chino y me llevé la impresión de que Dianne era de esas personas que una vez lejos del país que por algún motivo u otro les ha hecho sufrir, hacen como una especie de ajuste de cuentas.


Ahora ya no pienso igual y leyendo con otros ojos su última novela  ya no me parece  que esté haciendo ningún ajuste de cuentas. He cambiando el color del cristal con el que miro. He cambiado yo.



(en inglés)

2 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. I have to write in English, my Spanish would not make sense. I am glad you have changed your mind my friend. The crimes against humanity that were committed in Tianamen Square are not just the disgruntled feelings of an ex-pat, they actually erased it from their books, like it never happened. My hope and wish is that as China continues to grow, it also finds its heart. Their biggest resource is their amazingly kind and beautiful people. They need to start listening to the individual voices.

    Hope you are doing well, I think of my beloved Spain often.

    ResponderEliminar

Si eres el autor de alguna de las fotos colocadas en el blog
y no deseas que sea usada aquí,
notifícamelo y la retiraré
  • correo
  •