17.3.08

Contracorriente



Habitualmente hago "zapping radiofónico" y hoy , de vacaciones he podido escuchar varias tertulias en diferentes emisoras. Todas han tratado el "tema Tibet" y todas sin excepción han aprovechado para demonizar al régimen chino. Han sacado el arsenal de reproches que habitualmente se utiliza para ir contra China (genocidio cultural e invasión del Tíbet, derechos humanos, pena de muerte , dictadura feroz, explotacion laboral.... Sólo un tertuliano en Punto Radio (Miguel Ángel Revilla, Presidente de Cantabria) se ha atrevido a ir en contra de esta campaña contra la celebración de los Juegos Olímpicos de Pekín. Ha argumentado que China es un país inmenso y muy complejo, con una enorme población a la que atender y que no debe desestabilizarse, ya que eso perjudicaría a sus gentes en primer lugar y a todos después. Dijo que unos Juegos Olímpicos ayudan a la población de cualquier país y que los boicots siempre son injustos.En otra tertulia hace un par de días, el periodista Gorka Landáburu se expresó en los mismos términos.
El discurso dominante es el de las dos varas de medir. Las críticas sin alternativas son siempre poco constructivas. No seré yo quien defienda al gobierno chino, pero sí defiendo a los chinos y las críticas , muchas veces interesadas, contra este país sólo hacen daño a la gente corriente.
En otras ocasiones me he manifestado al respecto. Si ustedes quiren lo mejor para mí, no me defiendan así , por favor, no me salven, podría decir la mayoría de los chinos.
En Irak se quiso salvar al pueblo del tirano Sadán y como consecuencia tenemos medio millón de muertos en cinco años y un país empobrecido y hundido en la desesperanza.
En la tertulia de Onda Cero, cuando uno de sus tertulianos estaba hablando de la pena de muerte y de las ejecuciones en China, el moderador dice "Bueno, dejemos este tema y .... " y el tertuliano responde ¿Cómo que dejemos este tema? . Sí, dice el moderador, porque ahora vamos a hablar de Orange, la telefonía, que bla bla, bla.... El tertuliano dice Ah, sí. Claro.


1 comentario:

  1. Estoy contigo, José Luis.

    La inclinación a ver las cosas como un problema de blanco/negro, o reducir hechos complejísimos a una mera frase de las que se ponen en una pegatina en el parabrisas... me deja sin palabras. Yo me callo y leo todo lo que puedo. Poco más puedo hacer.

    Me duele que se demonice y cosifique a "los chinos", porque para mí China ya es algo mío, sin remedio ni vuelta atrás.

    Buena semana, José Luis

    ResponderEliminar

Si eres el autor de alguna de las fotos colocadas en el blog
y no deseas que sea usada aquí,
notifícamelo y la retiraré
  • correo
  •