26.10.07

Agresiones racistas


A estas alturas todo el mundo ha podido ver la terrible agresión racista de un indeseable hacia una joven indefensa. Esa patada me ha hecho mucho daño y confieso que ha herido mi sensibilidad profundamente. Esa joven podría ser una de mis hijas. Tener rasgos diferentes a los de la mayoría puede ser motivo suficiente para que un ser como el agresor de esta ecuatoriana la emprenda a golpes. La sociedad debe reaccionar y no colocarse de perfil ante estas agresiones que no son una simple falta como nos quieren hacer ver. Parece que no hay un parte de lesiones ni un informe psicológico para que este juez decida ser contundente con el agresor. Para este juez, la contemplación de las imágenes no es suficiente, no es un atestado lo suficientemente claro y definido para ver no sólo agresividad brutal y gratuita, sino abuso y racismo. Parece que este juez es muy "competente" y "responsable" en la aplicación de la ley y en amparar los derechos del agresor, pero poco sensible con la víctima, que (y ahí está la clave) somos todos. A todos nos ha agredido y no acepto tanto celo garantista con el agresor para no aplicar el espíritu de la ley que sostiene como agravante el racismo. No me creo que no exista una interpretación de la ley que permita , al menos durante unos días mandar a este "homínido" a la carcel. No es cuestión de venganza, sino de justicia.
La paz no se construye "entendiendo" al violento y "justificando" las causas, los orígenes de su comportamiento agresivo ( de hecho todo acto violento, analizado hasta el final puede ser entendido), se construye defendiendo a las víctimas primero, castigando al agresor después y por último luchando para que las causas de esta violencia no se vuelvan a producir. En ese orden.
Tolerar la violencia, entenderla, pretender justificarla es el germen de más violencia. Así no se construye la paz. Se construye siendo contundente con los comportamientos antisociales, al principio, cuando aún hay tiempo.

6 comentarios:

  1. Tolerancia cero! desde el primer comentario, no hay que esperar a la patada. No es venganza,es justicia.Sabes lo peor?Me he enterado por la radio de lo sucedido . He procurado no verlo,me basta con saberlo, no quería ser testigo presencial.Soy cobarde para las imágenes. Lo lamentable es que días después siguen poniendo ese video donde y cuando menos te lo esperas. También tolerancia cero para este exhibicionismo.
    Besos
    Silvia

    ResponderEliminar
  2. Es realmente preocupante.Le hace a uno preguntarse a qué mundo hemos traído a nuestros hijos con violencia por doquier.El juez debió aprovechar la trascendencia mediática que ha tenido este hecho para dar ejemplo a los que hacen este tipo de barbaridades.

    ResponderEliminar
  3. También he pensado que esa niña podría haber sido mi hija. Ha sido tan difícil explicar las imagenes a las dos hermanas mayores (12 y 9 años). ¿Pero como explicarles que ese bruto saldrá de esto sin consequencias?

    La sociedad es demasiado tolerante. ¿Quien se levantó de su asiento para ayudar a la chica - incluso preguntarle después si estaba bien?

    Es bueno que podemos denunciar por internet - gracias por hacerlo.

    Brenda

    ResponderEliminar
  4. Anónimo11:03 p. m.

    Yo no creo en la justicia. Hace tiempo que veo como estas cosas quedan impunes. Ellos dicen ¿para que denunciar? no nos hacen caso, perdemos tiempo y dinero y al final los agresores se van de rositas y riendose de los agredidos.

    Están sucediendo cosas muy graves y lo peor consentidas por los que se suponen imparten justicia. Muchos de los que tienen el poder de juzgar son también racistas. Así no vamos a ningún lado. Dicen cosas como "hechos aislados". No, no son hechos aislados y si lo fueran tampoco es causa para quedarse de brazos cruzados.

    He visto como en colegios hacían campañas antiracistas diciendo:
    "en nuestro colegio no somos racistas, hasta tenemos negros" es para flipar.

    ResponderEliminar
  5. Pero ¿Que es el racismo?

    Nunca me lo había planteado - hasta estar leyendo tanto sobre ello a raíz de nuestra adopción.

    La definición que más me ha gustado hasta ahora es: el racismo es cualquier forma de expresar o sugerir (a través de gestos, palabras, bromas, conductas, imagentes - lo que sea) que una raza es superior a otra.

    Así que no tiene que suponer violencia. El simple hecho de sugerir que uno es mejor que otro - es suficiente para constituir racismo.

    Hay algunos que dicen que todos somos racistas - que es cuestión de descubrir cuales son las actitudes o ideas incluso inconscientes que tenemos acerca de otras razas, de sus capacidades, comportamientos, posibilidades, etc.

    Da algo para pensar. Pero una cosa es cierto y es que el racismo está vivo, que la gente lo entiende muy poco, que nadie se cree racista, pero que sin querer muchos se demuestran racistas según la definición que he escrito aquí.

    ResponderEliminar
  6. Gracias Silvia, essan, Brenda y "anónimo" por vuestros comentarios. Es bien cierto lo que dices Brenda, racismo es sentir que un grupo social u étnico es superior a otro, todos en algún momento hemos sentido algo parecido, pero la clave está en no dejarse dominar por los prejuicios, que no se impongan a nuestra razón.
    El racismo está muy vivo y debemos estar siempre alerta y dispuestos a combatirlo.
    ¿Os habéis dado cuenta que una semana después de ese terrible ataque racista televisado y repetido una y otra vez, ya ha desaparecido de los medios de información? Ni una sola línea.
    ¿Ha sido aceptado el recurso del fiscal?
    ¿Qué ha sido de la chica ecuatoriana?
    ¿Sigue el agresor tomando cervecitas con sus amigos?

    ResponderEliminar

Si eres el autor de alguna de las fotos colocadas en el blog
y no deseas que sea usada aquí,
notifícamelo y la retiraré
  • correo
  •