21.10.07

Shanghai tierra de promisión


Hoy he terminado la lectura de "El amante de Shangai", de Michele Kahn.
Cuenta una historia, para mí desconocida hasta este momento, que es la de los judíos que se vieron forzados a emigrar a China (concretamente a la por entonces ""internacional" Shanghai) tras la llegada de Hitler al poder y la consiguiente represión de este grupo humano que, por cierto, sufrió como nadie la intolerancia, la miseria y la indiferencia de una sociedad que miró para otro sitio cuando comenzó el horror. Horror hacia unas gentes inocentes como lo son todas las víctimas de la discriminación social.
China es fondo escénico de las complejas y a veces difíciles relaciones entre estos refugiados que intenta sobrevivir. China y los chinos son personajes secundarios. Sólo son el marco donde interactúan estas personas refugiadas procedentes de Europa. Cuando se nombra a los chinos es casi siempre, para hablar de miseria, prostitución, opio, juego, mafias... Si yo fuese chino me sentiría algo molesto por el tratamiento que se da a los habitantes de Shanghai. He echado en falta en esta novela más protagonismo de los chinos en general y de lo positivo de este pueblo en particular . Yo no soy crítico literario, sino un simple lector así que mis juicios son los que son y tienen el valor que tienen. Por eso me atrevo a decir que es una novela entretenida, con ritmo (a veces demasiado ya que en una página se puede pasar de un suceso a otro mucho más alejado en el tiempo sin continuidad apenas) y donde la autora echa mano de muchos tópicos y lugares comunes sobre China que supongo sirven para asegurar un cierto éxito editorial.
Son interesantes las historias y parece un enorme trabajo de investigación y recopilación de situaciones terribles y conmovedoras muchas de ellas, pero no parece una novela hecha con el corazón. No sé. Es una apreciación muy personal.
Shanghai, ciudad internacional, cosmopolita y escaparate de China al mundo en el pasado y en la actualidad.
Hoy mismo he leído como la China en desarrollo es foco de atracción cada vez más en nuestros días de emigrantes que buscan el futuro mejor no en occidente como hasta ahora, sino en oriente. En este artículo (en inglés) de washingtonpost.com se cuenta como algunos emigrantes buscan en China aparte del bienestar familiar y progreso económico, la tolerancia religiosa y la casi nula hostilidad hacia el extranjero (sobre todo los de procedencia islámica)

2 comentarios:

  1. Gracias por referir estos libros. Como se encuentran mis hermanos Españoles?

    Saludos,
    Yoli

    ResponderEliminar
  2. Hola!!! la verdad es que andaba buscando información de China y he dado con tu blog!!! y justo con la información referente a Shanghai.

    Salu2 y un mas que buen blog que te has currado!!!

    ResponderEliminar

Si eres el autor de alguna de las fotos colocadas en el blog
y no deseas que sea usada aquí,
notifícamelo y la retiraré
  • correo
  •