18.2.06

Felicidad


Acabo de leer FELICIDAD La ciencia tras la sonrisa de Daniel Nettle. Mientras leía el libro reflexionaba sobre la idea de felicidad que en occidente tenemos y la comparaba con la idea que en China se tiene. El libro hace un recorrido sobre lo que la ciencia hasta el momento nos puede aportar sobre la idea de felicidad, sus bases científicas y la conclusión que de estos estudios podemos sacar. Lo verdaderamente interesante han sido los capítulos finales donde se resume y pone en orden todo lo dicho en el ensayo. La conclusión es bien sencilla: la felicidad es más que nada una actitud ante la vida; hay que aprovechar los placeres que la vida nos da (felicidad nivel 1 lo llama el libro) ; la felicidad viene y va; lo importante es fijarse metas que trascienda lo cotidiano y lo exclusivamente individual (nivel tres); diversificar los objetivos en la vida; tener sentido común y valorar racionamente las cosas en su justo término (nivel dos) .
Todo esto me suena a filosofía orienta, el libro reproduce algunas citas de autores occidentales a los que se les considera por su pensamiento próximos a la filosofía oriental ( Hawthorne, William James, Huxley..) y lo corrobora Daniel Nettle en un comentario que se hace al final del libro:

... todas las culturas tienen un concepto de felicidad que conciben como deseable. En este sentido, la felicidad es algo más que una construcción social. Sin embargo, en sociedades mucho más pobres, o en sociedades con valores más colectivistas que el descontrolado individualismo occidental, las restricciones sobre la acción son tales que seguramente las metas de la felicidad son distintas. En un contexto en el que todo lo que uno puede hacer es trabajar en el campo o en las fábricas, hay que centrarse en la la felicidad nivel uno (aprovechar los momentos de alegría) o en los vienes de nivel tres (ser tan buen compañero, padre o madre, vecino, persona mayor de la comunidad, etc, como uno pueda) ...

La segunda vez que estuvimos en China, nos llevaron a visitar un templo budista en la ciudad de
Nanchang (Jiangxi) . Un monje del templo se nos acercó a un grupo de estábamos a la sombra de un gran árbol en uno de los preciosos patios del recinto. Nos entregó unas medallitas de recuerdo para las niñas. Meses después he sabido que en el reverso de la medalla, tras la imagen de Buda reza: "Esto también pasará" y es cierto, la mejor filosofía: la felicidad es efímera, pero también lo es el dolor. La verdadera felicidad no está sólo al final, está durante todo el camino y no nos damos cuenta de ella.

1 comentario:

  1. Me gusta el tema que has escogido.
    Me gusta mucho ser feliz, sobretodo en las cosas simples, como lo muestra mi blog http://simplefelicidad.blogspot.com/
    saludos

    ResponderEliminar

Si eres el autor de alguna de las fotos colocadas en el blog
y no deseas que sea usada aquí,
notifícamelo y la retiraré
  • correo
  •