18.4.10

ruinas




... caminando pon un solitario paraje de la Sierra de Segura, encuentro estas ruinas de una antigua morada donde, a buen seguro, en tiempos se oían voces, risas y llantos infantiles y se vivió con intensidad unas vidas ya olvidadas... y recuerdo un poema de Li Bai:

" Aquí fue la morada del rey Wu;
libre crece la hierba hoy sobre sus ruinas.
Más lejos, el inmenso palacio de los T'sing, antaño tan suntuoso y tan temido.
Todo eso fue y no es, todo llega a su término.
Los hechos y los hombres viajan hacia el morir,
como pasan las aguas del Río Azul a perderse en el mar"

1 comentario:

  1. Eduardo Cabrera5:30 p. m.

    Esa es la realidad humana. Admiro la valentía de quienes sincera y meditadamente no creen en la trascendencia.

    Como siempre, muchas gracias por compartir tus reflexiones, José Luís.

    ResponderEliminar

Si eres el autor de alguna de las fotos colocadas en el blog
y no deseas que sea usada aquí,
notifícamelo y la retiraré
  • correo
  •