14.9.08

Carpe Diem


El mes próximo se cumplen tres años del inicio de esta bitácora personal centrada en China y en los temas adoptivos.
Temas sobre los que reflexionar y compartir durante estos años no me han faltado. Cada vez más asuntos sobre China son los que aparecen en los distintos medios y es fácil tener “un tema” que comentar o sobre el que expresar opinión, pero lamentablemente en proporción inversa a las cosas referentes a China que ante mi surgen y que incitan a escribir sobre ellos, está la falta del tiempo necesario para dedicarle. Falta de momentos para escribir con calma y con reflexiones lo suficientemente trabajadas y maduradas como para no caer en la reiteración , la falta de rigor o la superficialidad.
Dado el escaso tiempo de que dispongo, tengo que elegir un tema de una periodicidad semanal más o menos, pero ahí está parte del problema, en elegir un tema cuando me surgen otros. Tengo que decidir sobre uno y “trabajarlo”, cuando me asalta la duda de cambiarlo por otro y entonces entro en una especie de “estado dubitativo paralizante”, que a la postre me lleva a no escribir nada, a pasar el fin de semana y con ello la oportunidad de ponerme frente al teclado y actualizar el blog.
Para que esto no me ocurra despejo mi duda esta semana tomando prestadas las reflexiones de un grande de la poesía china , muy a propósito del tiempo y de como aprovecharlo o perderlo:


"El que vive es un viajero en tránsito,

el que muere es un hombre que torna a su morada.
Un trayecto muy breve entre el cielo y la tierra,
¡Ahimé! y ya no somos más que el viejo polvo de los diez mil siglos.
El conejo en la luna busca en vano el elixir de la vida.
Fu Sang, el árbol de la inmortalidad se ha desmoronado en
un montón de leña.
El hombre muere; sus blancos huesos enmudecen

cuando los verdes pinos sienten el retorno de la primavera. Miro hacia atrás y suspiro; miro hacia adelante y suspiro. ¿Hay algo sólido en la vaporosa gloria de la vida?"

Li Bai

2 comentarios:

  1. Hola, Jose Luis.
    Cuando encuentro un hueco en este ajetreo de vida que todos llevamos te leo con mucho agrado.
    Hoy aprovecho para dejar estas palabras que sirvan de prueba de que el tuyo es uno de los blogs que siempre visito cuando me pongo a explorar este mundo virtual.
    Entiendo que cueste trabajo actualizar el blog con el ritmo de vida que llevamos, pero ¡ánimo!, me encanta cuando comentas libros y películas porque siempre descubro cosas nuevas, y normalmente elaboras unas críticas muy cuidadas y profundas.
    Muchos besos a toda la familia.
    Y sigamos mirando el presente, porque en el "atrás" y en el "delante" sólo hay suspirar.

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué alegría Yedra! ¿Qué tal?

    Intentaré seguir escribiendo con la misma periodicidad o más. En gran medida no depende de mi voluntad (ya quisiera yo tener horas y horas para "todo esto" pero las circunstancias a veces se conjuran en contra.., bien lo sabes) Gracias por tus elogiosas y animosas palabras. Me alegra mucho tener lectores como tú. Es un lujo.

    Muchos besos a tu nena.

    ResponderEliminar

Si eres el autor de alguna de las fotos colocadas en el blog
y no deseas que sea usada aquí,
notifícamelo y la retiraré
  • correo
  •