25.5.08

"La Madre", de Pearl Buck


Algo que me gusta mucho de las novelas de Pearl Buck es que describe las situaciones de sus personajes sin emitir juicios morales. La semana pasada terminé de leer (en formato electrónico) "La Madre". Con esta novela ya he leído todo lo que en mis manos ha caído de esta autora. En esta ocasión el título ya nos da una pista certera del contenido del libro. Es un retrato de la sociedad campesina de los años treinta del siglo pasado. Refleja los avatares de la vida dura, durísima de una mujer que sola debe sacar adelante a sus hijos. Sentimientos y emociones por doquier (con pasajes muy dramáticos) en una lectura fácil que deja un poso de empatía, de complicidad con la mujer protagonista de la narración que en condiciones muy difíciles es arrastrada por los prejuicios de la época y que los sufre como nadie siendo ella en ocasiones cómplice sin remedio de los mismos . Os pongo a continuación parte del capítulo segundo, que en mi opinión , refleja muy bien el tono general de la novela:

(...)¿Hay algún día distinto a otro, bajo el cielo, para una madre? Por la mañana, la madre despertaba y levantábase antes del alba, y mientras los demás dormían aún, ella abría la puerta, sacaba las gallinas y el cerdo, conducía al búfalo hasta el patio, barría después el estiércol caído durante la noche, y lo apilaba en un rincón de la puerta del patio. Dormían aún los demás cuando iba a la cocina y encendía el fuego y calentaba agua para que bebieran el hombre y la vieja al despertar, y vertía un poco en un cuenco de madera, para que se enfriara y lavar con ella después los ojos de la niña.

Todas las mañanas, los párpados de la niña estaban fuertemente pegados y no podía ver hasta después de lavarlos. Al principio, la niña habíase asustado, y también la madre, pero la abuela dijo:

-Yo también los tenía así cuando era niña, y no me he muerto.

Ya estaban acostumbrados a ello y sabían que a los niños podían sucederles aquello, y no morir. Apenas acababa la madre de verter el agua, cuando llegaron los niños, llevando el hermano a la hermana de la mano. Habían saltado silenciosamente de la cama, para no despertar al hombre, temiendo su enfado, pues, a pesar de lo alegre que era, cuando quería serlo, sabía también irritarse y abofetearles furiosamente, si le despertaban antes de que terminara su sueño. Los dos niños permanecieron silenciosos junto a la puerta. El hermano parpadeó somnoliento y miró a su madre y bostezó, pero la niña quedó esperando con los párpados fuertemente pegados.

Entonces, la madre se puso en pie con rapidez y, cogiendo la toalla gris que colgaba de una estaquilla clavada en la pared, mojó uno de sus extremos en el agua del cuenco y, lentamente, lavó los ojos de la niña, que gemía en voz baja, y la madre pensó, como pensaba todas las mañanas: «Tengo que procurarme el ungüento para los ojos de esta criatura; tengo que procurármelo. Si no se me olvida, cuando vendamos la próxima carga de paja de arroz, le diré que vaya a una botica... Hay una cerca de aquí, a la derecha en una calle estrecha...»

Así pensaba cuando salió el hombre a la puerta, poniéndose las ropas, bostezando ruidosamente y rascándose la cabeza.

-Cuando lleves esta carga de arroz para vender -dijo, expresando su pensamiento en voz alta-. Ve a la botica que hay cerca de la Puerta del Agua, y pide ungüento o algo para ojos irritados como éstos.

Pero el hombre estaba cargado de sueño aún, y contestó con irritación.

-¿Y por qué tenemos que gastar nuestro escaso dinero para ojos irritados, si sabemos que esto no la matará? Yo tenía los ojos mal cuando era niño, y mi padre nunca gastó su dinero en mí, aunque yo era su único hijo vivo.

Comprendiendo que era mal momento para hablar, la madre no dijo más, y fue y vertió el agua para el hombre. Pero estaba algo enfadada, también, y no quiso dársela, sino que la puso sobre la mesa, para que él la cogiera. Sin embargo, nada más dijo (...)

Recomiendo su lectura que podéis hacer desgargando el archivo
>>>> aquí<<<<<

Otros libros en formato electrónico de esta autora los podéis descargar
>>> aquí<<<<

4 comentarios:

  1. yo leí tambien el libro y es maravilloso, me encantó, la delicadeza con que trata la historia y con cuanta fuerza puede llegar al lector.
    recomendable 100%

    ResponderEliminar
  2. hola, me gustaria saber donde la puedo leer??

    ResponderEliminar
  3. Enmanual, nn la red existen lugares donde se puede descargar en formato electrónico.
    Por ejemplo mira aquí:
    http://www.libroos.es/libros-de-narrativa/dramatica/

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Anónimo5:15 a. m.

    Leí esta novela hace quince años, me conmovió profundamente, son historias q no se olvidan

    ResponderEliminar

Si eres el autor de alguna de las fotos colocadas en el blog
y no deseas que sea usada aquí,
notifícamelo y la retiraré
  • correo
  •