15.9.07

Visita al país de origen



La percepción del tiempo que vivo ahora es de que éste pasa muy deprisa. Cuando echo la vista a atrás, por un lado me parece que fue hace muy poco que iniciamos todo el proceso de formar una familia mediante la adopción. Recuerdo todos los hechos más importantes con mucha nitidez, como si hubiesen ocurrido ayer mismo, pero si miro el calendario (y me miro al espejo) veo que ya va pasando mucho tiempo. También cuando miro a mis hijas veo ese vertiginoso paso de los años. Casi sin darme cuenta ha llegado el momento en el que mi hija mayor está a un pasito de la pre-adolescencia. Desde el comienzo he sido de la opinión de que hacer un viaje a China antes de la adolescencia es algo muy importante para el futuro emocional de nuestras hijas, para la construcción sana de su identidad. Ese tiempo , ese viaje que yo tanto deseo, está cada vez más cerca y debemos empezar a prepararnos.
Sigo con atención la evolución de las familias norteamericanas con hijas nacidas en China que nos han precedido y observo como desde hace un par de años han comenzado los viajes de familias a visitar sus lugares de nacimiento y en algunas ocasiones los orfanatos.
Todas estas experiencias parecen muy positivas .
Pongo a continuación el enlace de este video: Zhang Empresses, de uno de estos viajes (del que he sabido a través del blog amigo Perhaps Paloma). Son sólo los diez primeros minutos de un reportaje de cuarenta y cinco y en él se observa como las niñas (que desde siempre se conocen pues sus padres, como hacemos aquí en España muchas familias, se reúnen una vez al año desde distintos lugares de Suecia) disfrutan de hacer el viaje juntas. Muestran su alegría de no sentirse diferentes en el paisaje humano como les ocurre en Suecia.



También he leído en washingtonpost.com este reportaje (con un breve video) de un viaje de varias familias norteamericanas realizado el verano pasado. Impresiona el dato de que la ciudad (Changzhou) que recorrieron allá por 1995 tenía 700.000 habitantes, ahora tiene casi cuatro millones. Es esperanzador el saber que cada año, diez familias chinas adoptan en el orfanato y sobre todo el dato que da un policía de que cada año sólo una o dos niñas son dejadas a la puerta de la comisaría.
En el reportaje también se destaca que de las cinco familias, sólo una cumpliría los requisitos que actualmente pone china para las adopciones por parte de extranjeros.

6 comentarios:

  1. Hola Jose Luis,
    Primero darte las gracias por tu comentario en mi espacio, la verdad es que esperaba que una de las almas caritativas fueses tú,
    ;-p
    Me alegra tener a gente como vosotros por delante, ya que de vuestras experiencias, aprenderemos los demás. Sois pioneros y al menos a mi, eso me da tranquilidad.
    Conectando esto con tu entrada, espero que cuando se produzca ese viaje (que yo también querría hacer algún día) nos cuentes la experiencia, la tuya y sobre todo la de tus hijas, en la medida que se pueda, como todo lo que cuentas, quedará guardado en mi carpeta de experiencias.
    un saludo
    Elén

    ResponderEliminar
  2. ¡El Viaje!

    Estoy de acuerdo Jose Luis - es tan importante. Cada vez lo veo más importante.

    Por un lado veo interesante el concepto de quitar la "carga emocional" que tienen algunos aspectos de las historias de nuestras niñas - ANTES de que llega la adolescencia y con ella la capacidad de razonar y analizar como nunca antes.

    Pienso que hacer este viaje cuando nuestras hijas tengan entre 8 y 12 años podría ser ideal.

    ¡Suerte con los planes para el viaje!

    Brenda

    ResponderEliminar
  3. queremos hacer este viaje pero nuestra hija de 8 años no tiene muchas ganas espero que cuando tu familia aga ese viaje la nuestra os acompañe por2ªvez un saludo.de la familia Bare

    ResponderEliminar
  4. Gracias Elen, Brenda y María por vuestros comentarios. Ese viaje (aún queda un poco tiempo) será inolvidable para todos, nuestras hijas y nosotros ;-)))

    ResponderEliminar
  5. Buenas noches José Luis,

    nosotros también somos amantes de este gran país. Estamos en el proceso de espera de asignación de nuestro tesoro de China.
    Este año hemos querido conocer su país de origen y hemos visitado varias ciudades y la China rural. Nos ha encantado!
    También estoy aprendiendo chino y realizando un curso en la UOC sobre cultura oriental.
    También pensamos que todas las críticas que se oyen a diario sobre China son excesivas, China tiene defectos, como cualquier país. Creemos que son miedos ocultos ante el despertar de este gigante dormido. Pero para nosotros es un país que siempre será especial, porque nos dará el mejor regalo de nuestra vida.
    Ah! Felicidades por el blog.

    Juan y Sonia.

    ResponderEliminar
  6. Yo me iría ahora mismo a China, si pudiese iría cada tres o 4 años...a mi hija de 5 y medio, le encanta su pais de origen...todo lo ve bueno y grande y mágico...Iremos, seguro más adelante...aunque puedo que yo vaya de avanzadilla...no sé...tanto tiempo sin volver a China, a mí, personalmente, se me hace imposible...Mi niño es pequeño aún...seguramente iremos todos...dentro de unos años...Hemos comprado un cerdito chino (de esos dorados, a mi hija le encanta) y...vamos a ahorrar...para poder ir...en un tiempo no muy lejano...lo peor...el larrrrgo viaje...

    ResponderEliminar

Si eres el autor de alguna de las fotos colocadas en el blog
y no deseas que sea usada aquí,
notifícamelo y la retiraré
  • correo
  •