28.5.06

Lou Ye - Tian Zhungzhuang la historia se repite


Sería muy triste que a Lou Ye le ocurriese lo que en su día le pasó a Tian Zhuangzhuang. Las autoridades Chinas han anunciado que se le impedirá rodar durante cinco años por haber presentado su película en Cannes sin contar con la autorización de la Administración.


La película del director de Purple Butterfly tiene como paisaje de fondo de la historia de amor los días de los sucesos de Tiananmen y por si fuera poco contiene escenas de sexo inéditas en el cine chino. Sería esta una buena oportunidad para que se visualizace en el mundo que el progreso económico de China se acompaña también de progreso en la libertad de expresión, pero me temo lo peor para este director .

Tian Zhuangzhuang, magnífico director de la Quinta Generación, estuvo diez años sin poder rodar cuando en similares circunstancias presentó en Cannes también la película "La cometa Azul".

En esta se critica con dureza la década de la Revolución Cultural de cuyo inicio ahora se han cumplido cuarenta años. La película es magnífica, desgarradora y a la vez llena de humanidad. Es una pena que un director tan brillante esté diez años condenado al ostracismo cinematográfico. Recientemente ha estrenado Delamu y antes de esta, poniendo fin al parón cinematográfico, "Springtime in a small town", película llena de delicadeza, ambientada a la perfección y con un ritmo cinematográfico que hacen de ella pura poesía. Los lentos movimentos de cámara es lo que más me gustó, la lenta recreación con el tiempo en la que los personajes viven su particular historia de amor.

22.5.06

La Presa de las Tres Gargantas




El pasado sábado se dio oficialmente por concluida la construcción de la gran Presa de las Tres Gargantas, en el río Yangzi, provincia de Hubei.


Cuando se presentó el proyecto de construcción de la presa de las Tres Gargantas, yo no tenía ni idea de lo que China iba a representar para mí. Leí en su momento que los inconvenientes que su construcción provocarían no compensaban en absoluto los beneficios que reportarían a la población en el futuro. Desde el punto de vista de la ecología y el conservacionismo todos los argumentos que en su momento se esgrimieron se mantienen y a estos se han añadido otros, como los derivados del movimiento obligado de millones de personas que deben ser realojados y la corrupción política. De sus beneficios, entonces como ahora, poco se argumentó. Como en tantas cosas que atañen a China, sólo se destaca "lo que vende" en Occidente, lo negativo, y poco se menciona de lo que de bueno supondrá para millones de personas cuyas vidas cada año, y desde tiempos inmemoriales, están a merced de las crecidas del Yangzi en la época del Monzón. Centenares de muertos se cobra cada año la crecida del Gran Río Azul, a veces millares.


Vi hace tiempo una película que retrata la desesperanza de la juventud de esas zonas pobres de China y que el gran Río Azul trasladará a otros lugares, donde quizás se mantenga esa misma desesperanza. Es una película triste, descorazonadora y que no pasó los filtros de la censura, aunque su "distribución pirata" , según leí, hace que muchos chinos hayan podido verla. Se llama "Rainclouds over Wushan", de Zhang Ming. Más que las consecuencias en las vidas de las personas tendrá la puesta en marcha del gigantesco embalse, la película habla de la falta de futuro de los jóvenes de la China profunda. es una buena película.



En la historia personal de mi hija está este río con sus mortales crecidas. Nació en plena inundación, la mayor del siglo pasado, en una ciudad ribereña del gran río. Incluso el orfanato donde vivió sus primeros meses de vida fue destruido por la crecida.

17.5.06

Las Campanas de la Paz



El orgullo de haber nacido en China se les reforzó a mis hijas con la visión del espectáculo representado por el Ballet de Hubei de Las Campanas de la Paz.
Maravillos ochenta minutos de música, luz y movimiento que son todo un goce. Sensibilidad, delicadeza y sensualidad a raudales. El virtuosismo y la perfección que demostraron esos jóvenes artistas demuestran que la belleza no tiene edad ni fronteras.


Después del espectáculo nos fotografiamos con los artistas que demostraron que no sólo eran buenos profesionales, sino también personas amables y con sensibilidad. No olvidaré la expresión de sus caras cuando les dije que mi hija mayor nació en Hubei. Espontáneamente la cogieron en brazos y así posamos para las fotos del recuerdo. Mi hija mayor sonreía feliz y durante algunos momentos de la represetación me decía espentáneamente ¡qué bonito! ¡qué bonito!

Monstruos de la Razón


Se cumplen estos día cuarenta años del inicio de la que se llamó "Revolución Cultural".
Se inició una década que marcó a toda una generación. Con la perspectiva del tiempo podemos ver que lo que fue una lucha por el poder se fue transformando en una sinrazón que llevó a millones de personas la desgracia más absoluta. Estos días las autoridades chinas no hacen la más mínima mención a esa época.

11.5.06

Historias Pekín


Acabo de terminar la lectura de este libro de David Kidd, Historias de Pekín.
He disfrutado con su lectura. Está escrito con sentido de humor y de una manera tal que uno imagina facilmente a la familia protagonista, los Yu, en el ambiente de cambio radical que supuso la llegada de Mao al poder. El final del libro, cuando al cabo de los años David Kidd vuelve a Pekín, te deja un sabor agrio por la destrucción de lo que debía conservarse, por las vidas que se truncaron y el sufrimiento que supuso la Revolución Cultural y por el temor a que el desarrollismo de la China de hoy en día acabe, como pasó en su momento con muchas cosas valiosas.


Leyendo el libro me acorde de la magnífica Vivir, de Zhang Yimou.
En ella también se plasma magistralmente como los cambios políticos afectan (y de que modo) a las personas y como estas continúan con su vida y en el fondo hacen lo que nuestro instinto nos dicta : vivir y seguir adelante a pesar de todo.

6.5.06

Algunos fotógrafos en China


La fotografía es una de mis aficiones y hoy, dando una vuelta por Internet, he dado con esta web de una galería de Pekín donde puedes ver algunos trabajos, principalmente de fotógrafos Chinos . Me han gustado mucho las de Wang Zheng , y sobre todo las de Xiao Zhuang, por lo que tienen de testimonio documental, muy evocador de los años del Maoísmo.

Dramas humanos: cine de Zhang Yuan



Así como Té Verde no me entusiasmó mucho, sí lo ha hecho la película Diecisiete Años de Zhang Yuan.
La película es de 1999 y es un melodrama con una trama sencilla y llena de intensidad emocional. Muy pocos diálogos y sí gestos, movimientos y silencios que evocan un drama interior en los personajes, que el espectador percibe y entiende en todo su dramatismo.


Muy bien filmado, casi como un documental, el ambiente urbano de una ciudad china en pleno cambio donde unos seres humanos sufren por unas circunstancias tan dramáticas, pero tan humanas, que cualquiera puede entender, no importa en que parte del mundo viva o en qué época.


La magnífica ambientación y la magnífica interpretación de sus protagonistas hacen que nos surmejamos en la historia y conectemos con los sentimientos de los protagonistas, al menos a mí así me ha pasado.
He mirado en Internet y he visto que entre otros premios y reconocimientos al director Zhang Yuan le dieron EL PREMIO ESPECIAL DE CINE PARA LA CULTURA DE PAZ DE LA UNESCO .


Zhang Yuan, es otro destacado director de la Sexta Generación . Tuvo problemas con las Autoridades con la distribución de Palacio .Oriental, Palacio Occidental que entre otras cosas trata el tema de la homosexualidad.

Su última película es Little Red Flowers, que se presentó en el último festival de Sundance y en la Bienal de Venecia . Cuenta la historia de un niño en un internado de Pekín a principios de los sesenta, en los años previos a la Revolución Cultural. Dicen que es una parábola de la naturaleza y la complejidad de la existencia. Obviamente estoy deseando verla.

1.5.06

Amor a China



Amo a mis hijas como cualquier padre lo hace, pero también amo el país donde nacieron. No me cuesta ningún trabajo hacerlo. Es fácil sentirse atraído por su cultura, su historia. No requiere esfuerzo por mi parte.
Si no hubiesen nacido en China, si no tuviesen esos rasgos tan característicos, ¿me interesaría de igual manera por el país de origen? No lo sé, quizás no. De todos modos las cosas son como son.
Como amo los ojos rasgados de mis hijas, tan diferentes a los míos, amo también el país donde todos los tienen así, es natural.
Amar el país de origen de mis hijas es amarla a ellas también. Colecciono música de China, libros, películas,…, lo hago naturalmente, me dejo llevar y creo que a los ojos de mis hijas es algo bueno, quizás demasiado exagerado para ellas, quizás les muestre más interés por China del que ellas tendrán, pero percibo que ven con agrado esa “manía” de su padre por las cosas de China.
Cierto día mi hija mayor (de ocho años) acompañada de una amiga entró en salón donde yo estaba viendo un DVD de música china. Mi hija le dijo a su amiga: “es música china, a mi padre le gusta mucho” y la noté orgullosa y feliz.
Si eres el autor de alguna de las fotos colocadas en el blog
y no deseas que sea usada aquí,
notifícamelo y la retiraré
  • correo
  •