19.2.12

Contemplando la vida




                       En la posada, solo, permanezco
desvelado ante una lámpara gélida.
Está mi corazón de viajero
en honda melancolía inmerso.
Mi pensamiento atraviesa mil leguas
para llegar a mi tierra natal.
Mañana van a encontrar más blanca mi cabellera.

                                                                                                   Gao Shi  s.VIII


Como el viajero melancólico en tierras lejanas que añora su origen, así yo hoy observo esta primavera que se anuncia y mi pensamiento regresa a  mi infancia y juventud. Aquel dulce lugar  donde aún todo era  posible y por llegar.
Contemplando el tiempo, con sus ciclos inexorables me siento pequeño y sencillo y a la vez agradecido de vivirlo.
Mis preocupaciones en cierto modo se aletargan cuando,  a través del cristal en esta mañana luminosa de febrero contemplo la buganvilla que ayer podé. Sin ramas ni hojas,  un tronco central  trepa hacia la luz. Contemplo mis manos con los arañazos del trabajo anual de prepara esta planta para que el calor de la primavera y la luz cada vez más cenital convierta estos pardos muñones en exuberantes ramas de hojas verdes y rosadas.  Cuando el calor del  verano apriete con fuerza,  lucirá esplendorosa y en su cercanía disfrutaremos del frescor de la noche...
Y cuando tras la  tormenta salga el sol, sus hojas delicadas se adornarán con hermosas gotas de agua.
Igual que los arañazos de mis manos, desaparederá el frío y un nuevo verano llegará.
Sigo contemplando la vida ....







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si eres el autor de alguna de las fotos colocadas en el blog
y no deseas que sea usada aquí,
notifícamelo y la retiraré
  • correo
  •