31.5.10

El progreso socio económico en el siglo XXI



El siempre interesante programa “Redes” de RTVE, emitió anoche un episodio en el que se cuestionaba la visión, con frecuencia distorsionada, que tenemos del mundo en desarrollo y de nosotros como sociedad avanzada. Se comentó, sobre unos gráficos dinámicos, el desarrollo económico de los países que no hace mucho tiempo estaban entre el grupo de los más atrasados en el llamado “desarrollo del bienestar”, a la par que en el económico.

Se destaca el caso de China, cuyo progreso en tiempos recientes es espectacular, como paradigma de lo que ocurre en el planeta, donde los avances en salud, la planificación familiar y la ambición en la mejora del bienestar, unida a una planificación con un horizonte lejano de veinte ( y no el de los míseros tres años al que los políticos occidentales se han acostumbrado) hacen que estos países se aproximen cada vez más al pelotón de cabeza.

Wei, una joven china que interviene en este programa nos da las claves de este cambio que está cambiando el mundo.


Redes (30/05/10): Desmontando mitos sobre el mundo


23.5.10

Cine que transmite




Este fin de semana he visto “La Princesa de Nebraska” y “Mil años de oración”. Ambas películas de Wayne Wang se basan en relatos de “Los Buenos Deseos”, de Yiyun Li, cuyo libro más reciente comenté en el último “post”.

Me han encantado las dos.




Mil Años de Oración” es un bello ejercicio de reflexión sobre las relaciones de afecto entre los padres y los hijos. De como la época que te toca vivir, el lugar y el estilo de vida te condiciona en las relaciones con los que quieres. De como en el fondo de nosotros, más allá de origen, edad , lenguaje y sexo, existe la posibilidad de comunicarnos, incluso en lo más íntimo.

Es hermosa la efímera relación de amistad entre el padre de la protagonista y la señora iraní en el parque.

Conmueve el lamento del padre de la protagonista por no haber sido un buen padre y el sentimiento de culpa e impotencia que siente al comprobar que su hija no es feliz, en un lugar tan distinto y con un estilo de vida tan alejado al de China.

Película de secuencias lentas y con un delicioso ritmo que ayuda a pensar mientras contemplas a los personajes.



“La Princesa de Nebraska” la realizó Wayne Wang inmediatamente después de “Mil años de oración” , con un presupuesto muy bajo y actores no profesionales.

Intenta Wayne Wang mostrar a través de la protagonista, a una nueva generación de jóvenes chinos que no tiene ni ataduras ideológicas ni morales y que vive inmersa e interaccionando en el contexto de un mundo tecnológicamente nuevo, con lo que esto supone de cambio en el modo de relacionarse.

La película es un drama personal de una chica joven que debe tomar una decisión que marcará su vida.

El ambiente más sórdido del “Chinatown” de San Francisco, a donde la protagonista acude para abortar desde Nebraska, donde estudia, es tratado con elegancia.

La protagonista es una excelente actriz que trasmite a la perfección la sensación de desamparo, de soledad ante la presión la difícil decisión que debe tomar.

El movimiento de las cámaras, el punto de vista de éstas es de lo mejor de la película, que es casi experimental en este sentido.

Otra película que transmite.


15.5.10

"Las Puertas del Paraíso" de Yiyun Li



La semana pasada terminé la lectura de “Las Puertas del Paraí so” de Yiyun Li.

Leí hace un par de años “Los buenos deseos” y esta de ahora, su primera novela, “The Vagrants” (título original en inglés, idioma en el que escribe) es una recreación más profunda, de más calado del tema que ya apuntaba en alguno de los relatos de “Los buenos deseos” : la “Revolución Cultural” y como ésta influye en la vida de las personas.Describe esta década de la historia de China a través de las vivencias de unos personajes basados en hombres , mujeres y niños que conoció en aquellos años y en las suyas propias (Yiyun Li tenía entonces dieciséis años)

Declara esta escritora pequinesa que vive en Estados Unidos en entrevistas que ha concedido en España con motivo de la promoción del libro, que la crueldad, tan intensa en diferentes situaciones de la novela, es producto principalmente del miedo. La condición humana genera situaciones de extrema crueldad donde su desencadenante principal es el temor intenso.

De la docena de personajes de la novela, declara que se identifica con el personaje del Maestro Gu, un intelectual que ha conocido el pensamiento de occidente y que contempla con fatalismo como se desarrollan los sucesos políticos que afectan íntima, y trágicamente a sus vidas.



Es un libro duro, pero que como todos aquellos que giran en torno a las pasiones y los sentimientos más íntimos de las personas, se puede extrapolar a otros períodos históricos, otras situaciones y otras personas.

Los libros de Yiyun Li se pueden adquirir en China en el idioma original (el inglés) pero no hay traducciones, ni se ve con buenos ojos la crítica política implícita de las situaciones que se recrean de ese período nefasto, trágico, de la historia reciente de China que muchos pretenden “esconder bajo la alfombra” (sus críticos opinan que "los trapos sucios se lavan en casa") El libro es mucho más que una crítica política. Recomiendo su lectura.


12.5.10

De crisis y recortes




Me entero de que hasta Wen Jiabao ha llamado a Zapatero interesándose por situación económica de nuestro país. No sólo Merkel, Zarkozy y Obama han apremiado a nuestro presidente para tomar medidas, también el mandatario chino. ¡Alucinante!
¡Que mal debemos estar! Leo en el Washington Post un artículo fechado desde ¡Seseña! donde analiza nuestra situación económica y apunta, acertadamente en mi opinión, a las causas principales de nuestra diferencia con otras economías europeas e indica que el peligro está sobre todo en el sector de las finanzas. Bancos y cajas tienen una situación que, de agravarse, provocarían que el Estado difícilmente podría salir en sus rescate y el efecto dominó pondría en peligro al euro y con él a la Unión Europea.
Lo anterior es lo que debería en realidad preocuparnos seriamente.
Aparte de esto, no me preocupa el recorte de un cinco por ciento en mi sueldo, ni que la financiación para reducir el déficit salga de nosotros, los funcionarios principalmente, que no somos los causantes del mismo. Cuando la sociedad estaba en plena orgía especulativa y muchos vivían por encima de sus posibilidades, arriesgaban y malgastaban su dinero y el de otros (bancos, cajas, políticos sin cabeza...) Nosotros, funcionarios, nos ocupábamos entre otras cosas de la seguridad ciudadana, la salud pública y la enseñanza, sin posibilidad alguna de defraudar a las arcas públicas como hacen miles de nuestros compatriotas.

No me preocupa que me recorten mi sueldo, que acepto, aunque lo vea injusto, me preocupan las causas que nos han llevado hasta aquí. Me preocupa la gestión que del dinero público hacen los gobernates. Dicen que tenemos una baja productividad y es cierto, pero me duele mucho comprobar que nuestros mediocres dirigentes , jefes y jefecillos derrochen el dinero de todos con una gestión , por ejemplo de los recursos humanos (sálvese quien pueda) nefasta.
Necesitaría un tiempo del que no dispongo para poner ejemplo del derroche de recursos e ineficiencia gestora, en mi sector, la educación. De la mala política de gestión de los centros y de su personal. Tantas cosas...
Desde hace casi treinta años soy funcionario. He dedicado mi vida a mejorar en la medida de mis posibilidades la sociedad , esforzándome siempre en hacer mejor mi trabajo cada día, formándome y trabajando con dedicación, sin buscar otra cosa que la honradez, satisfacción del trabajo bien hecho y de tener la conciencia tranquila y poder dormir por las noches.
Nunca me he escaqueado de mi trabajo y he cumplido los horarios y calendarios con creces. Durante años no he tenido una baja por ningún concepto y siempre, incluso cuando alrededor he visto a otros que ganando lo mismo se comportaban con desidia, se escaqueaban o ansiaban dejar el trabajo duro con niños para buscarse otras cosas (asesores, cargos ,liberaciones....) yo siempre he estado "a pie de obra" viendo como nuestro sistema educativo se deteriora progresivamente ,estancándose en la mediocridad y desperdiciando el talento de muchos niños y niñas que podrían ser la vanguardia del futuro. Yo, un humilde funcionario, un don nadie verá reducido el mes que viene su sueldo y digo que casi me da igual. Ojalá esto sirva para agitar las conciencias y hacernos a todos menos borregos y más críticos.
Yo, como hacen los chinos, siempre me he dedicado a trabajar, trabajar y trabajar. A lo mejor soy una "rara avis" (creo que no, como yo hay muchos, os lo aseguro) en esto que llaman despectivamente los "Siesta Countries"
Las crisis siempre acaban pagándola los mismos.



9.5.10

Dos años después


Hará unos dos años que, camino de casa de los abuelos en nuestra visita semanal, escucho en el programa de viajes de Onda Cero (Gente Viajera) como se critica a China sin piedad alguna. Me llamó la atención que incluso periodistas de la talla de Manuel Leguineche (al que admiro) se sumaban al coro de descalificaciones sobre el país organizador de los Juegos Olímpicos sin mucho rigor y echando mano de los tópicos más manidos. Eran los días de la campaña de boicot a los Juegos y las críticas al régimen chino arreciaban por doquier.

Se decían muchísimas tonterías y algunas verdades. Los tópicos de siempre y la cara negativa del País del Centro era lo que tocaba en ese momento.

Hoy en el mismo programa y a la misma hora, haciendo el mismo recorrido, también se habla de China, pero ahora es todo diferente.

Dos años después, la conductora de programa entrevista a sus invitados que están en Shanghai, en la inauguración de un hotel del grupo Sol Meliá. Todo son buenas palabras para la ciudad, China y sus gentes.

Una semana después de la espectacular ceremonia de inauguración de la Expo de Shanghai parece que ahora las críticas feroces a China no tocan.

Con occidente en plena crisis económico financiera, China muestra al mundo un poderío económico que desconcierta a muchos, asusta a otros y provoca respeto.

Demonizar a China no toca ahora, vaya a ser que nuestras economías necesiten de la ayuda del gigante asiático.

Hablando de la Expo de Shanghai, la ceremonia de apertura, que se puede ver en HD en Youtube, es espectacular.

Hay dos momentos que me han encantado. El primero es cuando suena la melodía “Butterfly Lovers”, que me recuerda siempre aquellos días tan emotivos en China cuando fuimos al encuentro de nuestras hijas y el otro es al final cuando la famosa Torre Perla estalla en fuegos de colores.


8.5.10

Tiempo al tiempo



Reconozco que tengo algo abandonado este humilde rinconcito de la blogosfera.

Muchas obligaciones me reclaman y dedicar tiempo a expresar mis reflexiones, opiniones y desahogos es algo que puede ser todo un lujo cuando vivimos inmersos en una sociedad que , lo quieras o no, te atrapa en esa vorágine frenética de aceleración permanente que hace que desde que te levantas hasta que te acuestas estés en combate permanente con la velocidad que el entorno intenta imponerte.

Yo me resisto como gato panza arriba a que las citas ineludibles, la acumulación de tareas y los compromisos pendientes me arrastren y me nublen el entendimiento hasta llegar a vivir con la permanente sensación de que me pierdo el tiempo y por eso siento que me falta ...

Todos los días procuro buscar al menos unos minutos para estar solo y no hacer absolutamente nada. Casi siempre gusto de mirar al cielo. Esta inacción normalmente acalla los pensamientos que bullen en mi cabeza y serenan mi ánimo y aseguro que tras un rato , como en una especie de “pequeña iluminación” me pongo a alguna de las tareas pendientes con razonable eficacia y sin el lastre de esa sensación de la que antes he hablado de estar perdiendo el tiempo.


Hoy , en una librería de mi ciudad, he visto en un cartel la frase “ No tengo tiempo porque pierdo mucho tiempo”


Si eres el autor de alguna de las fotos colocadas en el blog
y no deseas que sea usada aquí,
notifícamelo y la retiraré
  • correo
  •