15.12.08

Enseñar - Aprender

aprender

“Yo no enseño a quien no se esfuerza en comprender”

Confucio

"El que todo lo juzga fácil, tendrá la vida difícil"

Lao Tsé

Cada año que pasa más cansado estoy cuando llega el final de trimestre. Enseñar en estos tiempos es labor ardua. El valor del esfuerzo, del trabajo bien hecho, del amor propio, se cotiza poco.

Tenemos a toda una generación de futuros adultos que se están educando (maleducando) en el “aquí, ahora y me lo merezco”. En apariencia todo está bajo control y según la Administración vamos en el buen camino….

Son días de evaluaciones y de ajetreo previo a los días navideños que supondrán el primer descanso después de tres meses de trabajado duro, cada vez más duro.

Me gusta mi trabajo, pero cada vez el margen para realizar actividades que considero interesantes y motivadoras para los chavales, se estrecha más y más por la burocracia y por el férreo orden que “desde arriba” se nos impone, por el control y por la compartimentación , rígida y exhaustiva de nuestra labor .

Todo está reglamentado, compartimentado, medido y programado y la parte que de creatividad, de arte, que nuestro trabajo tiene, cada vez se ve más constreñida por los que nos administran.

learning

Tengo la sensación a veces que soy como un cocinero que quiere ser creativo, que quiere hacer de la comida un placer y que trabaja en un local de comida rápida, cuando sé que para hace un buen guiso lo que se necesita es tiempo, sosiego y mucho amor en la administración de los ingredientes.

Siento que la escuela es cada vez más como un McDonald’s, donde los menús son todos iguales en todas partes. En todos los McDonald’s son sencillos, baratos y los locales se asemejan unos a otros, así como los empleados, todos uniformados, controlados y amables.

A pesar de todo caminamos hacia adelante siempre e intento aplicarme este otro pensamiento de Confucio:

"No te quejes de la oscuridad enciende una luz"

3 comentarios:

  1. Más que un Macdonald's, yo diría que se está convirtiendo en el Corte Inglés, jefes de sección, de planta, subjefes...muchas ganas de vender, mucha apariencia y poca realidad.

    ResponderEliminar
  2. ¡Ánimos José Luis!

    Sé que tiene que ser dificilísimo pero el trabajo que estás haciendo es el más importante de toda la sociedad entera.

    Cada vez más me doy cuenta de lo que es influir sobre la juventud. Es el futuro.

    Te hacen difícil el trabajo, pero seguro que tienes un efecto positivo sobre muchos jovenes - es algo que quizás no podrás ver porque los resultados pueden llegar a largo plazo.

    Te deseo ánimos para seguir adelante y para buscar todo lo positivo posible.

    El blog es testimonio de tu creatividad, tu inteligencia y de tu buen corazón.

    Saludos desde Málaga,

    Brenda

    ResponderEliminar
  3. Y lo bueno de todo esto es que, aún siendo un mcdonalds, al final intentamos que sea nouvell cousine... porque termianmos inventando lo que no existe, deconstruyendo a los niños, para volverlos a reinventar y construir con ellos un futuro mejor. Porque esa es nuestra labor y porque nos gusta por muy quemados "o souffleados" que estemos.

    Ahora eso si... ya metería yo en el horno a más de uno de los de arriba y sus geniales ideas, papeleos, burocracias y demás...

    Un beso muy fuerte, y se que futuras generaciones están en buenas manos, porque cocinas muy bien.

    ResponderEliminar

Si eres el autor de alguna de las fotos colocadas en el blog
y no deseas que sea usada aquí,
notifícamelo y la retiraré
  • correo
  •