11.12.07

Jade, una niña abandonada por sus padres Holandeses.


Hoy he conocido una historia terrible que ocurrió hace más o menos un año pero que ha trascendido ahora. Un diplomático holandés destinado en Hong Kong y su esposa abandonaron a su hija de siete años (de nombre Jade) a la que habían adoptado en Corea cuando éste estaba allí destinado en el año 2000. Cuando llevaron a cabo la adopción la niña tenía cuatro meses y ahora, a cargo de los Servicios Sociales de Hong Kong, la niña que sólo habla inglés y cantonés, puede volver a Corea a un orfanato o quedar en la ciudad china. El motivo que alegan estos impresentables es ridículo: "la niña no se adapta a su cultura".
Se sospecha que tras quedar la mujer embarazada y tener dos hijas, esta pobre niña ya parece que no les encajaba. ¿Cómo habrán sido estos siete años con estos individuos?
¡Qué horror! No tengo palabras... Que se identifique a este "diplomático" y su esposa y todo el mundo sepa quienes son y de lo que son capaces de hacer. Y que todo el cariño que le puedan tener los que la tienen ahora a su cargo, les haga buscar una familia idónea que la quiera y que le borre en la medida de lo posible este trauma.
Por favor , los encargados de dar "la idoneidad" que miren con una lupa bien grande las motivaciones para adoptar.

La noticia la he leído >>>> aquí<<<<


ACTUALIZACIÓN (16-12-07)
Ya se saben más detalles de este triste caso. Se sabe la identidad del diplomático y se ha suscitado una cadena de reacciones en distintos medios.
En el blog (en inglés) Ethnically Incorrect Daughter se pueden ver dos videos de la noticia así como muchos comentarios al respecto.


Otro video de la BBC >>> aquí <<<<

5 comentarios:

  1. Eduardo Cabrera6:54 p. m.

    Cuánto trabajo me cuesta aceptar que estas situaciones, estos dramas, se produzcan. Conozco bien la situación de tener hijos biológicos y adoptados y puedo entender tanto el cariño infinito e igual por un hijo adoptado que por uno biológico, como también el que sea propio de la naturaleza humana y animal de las personas mostrar o dejar que surjan preferencias. Pero no puedo aceptar que las personas no usemos nuestro autocontrol para no dañar, para pensar en las consecuencias, para aceptar que al adoptar hemos tomado una decisión vital porque nos compromete para siempre. Y sobre todo no puedo aceptar que no se luche por una situación que -lo he visto muchas veces- tarde o temprano se torna en felicidad, la felicidad de tener un hijo y el orgullo de hacerlo y verlo crecer.

    ResponderEliminar
  2. Antonio Cruz - Lanzarote11:06 a. m.

    He leído la noticia del abandono, y me resisto a creerla, pues como padre de un niño (ya hombre) biológico, y ahora de un niño nacido en Rusia, no puedo entender esa reacción. Yo puedo decir, por estar viviéndolo, que aun antes de que las autoridades del país dicen que ya se termina el proceso y que ese niño o niña es tu hijo, tu ya lo habías considerado así, de ahí los sufrimientos de los padres que finalmente no han terminado el proceso de adopción, ellos ya tenían su hijo en su corazón y las autoridades se lo han negado. Se escapa a mi comprensión el que, después de tanto tiempo (Siete años) abandone a la que es su hija, alegando falta de integridad. Solo puedo pensar en que esa pareja realmente no querían una hija, querían rellenar un hueco, quizás por intereses de su trabajo, pues una pareja con un hijo, parece que socialmente da más seriedad. Podría llenar varias páginas intentado saber el porque lo han hecho o porque no deberían de haberlo hecho, pero eso sería muy largo y no llevaría a nada, así que solo me queda pensar que la naturaleza humana muchas veces es irracional y que los padres que abandonan a sus hijos no es exclusivo de los que han adoptado, ya que también abandonan hijos biológicos. Solo me queda añadir, que la generalidad de los que hemos optado por dar nuestro de cariño a un hijo adoptado, sabemos lo que queremos, cual es la responsabilidad que adquirimos y damos a nuestro hijo todo el cariño del que somos capaces de dar, sin pensar jamás en la forma en que ha llegado a formar parte de nuestra familia. Yo puedo decir con mucho orgullo, que tengo dos hijos y que cada cual obtiene de mi y de mi mujer la misma atención, la misma preocupación por su educación, y el mismo cariño, pues si uno biológico, el otro es hijo de nuestro corazón. Animo hoy y siempre a todos los padres que quieran adoptar a un hijo, que nunca tengan en cuenta a "personas" como estas que abandonaron a su hija, pues las personas en su generalidad somos "Un montón de sentimientos con un cuerpo" y no "Un cuerpo sin sentimientos". Ánimo a todos los que realmente quieren se padres, ya sea de forma biológica o por adopción; Les adelanto que no es una tarea fácil, pero compensa con creces el serlo.

    Antonio Cruz - Lanzarote

    ResponderEliminar
  3. Pues ya sabemos quienes son, lo que yo me pregunto es.....¿están capacitados para ser padres de hijos biólogicos unas personas que no saben serlo de una niña adoptada?
    Es muy triste todo esto.

    ResponderEliminar
  4. No he encontrado muchas historias así - sólo de vez en cuando tropiezo con un relato realmente triste, normalmente en la www - pero cada vez que tengo que enfrentarme a algo tan durísimo, entiendo un poquito más porque hacen tan duro adoptar un niño.

    Igual no lo hacen de todo bien. Igual podría ser más rápido o más eficaz o menos intrusivo...¿Quien sabe?

    Pero la verdad es que tiene que ser un proceso completo, lleno de garantías para todos los niños que estén entregados. No puede acabar en esto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pobres hijos biologicos cuando se enteren que clase de personas son sus padres.Mucha diplomacia sin sentimientos ,¿que tipo de diplomacia hacen esta jente? Porque no se difunde su nombre de estos MONSTRUOS.

      Eliminar

Si eres el autor de alguna de las fotos colocadas en el blog
y no deseas que sea usada aquí,
notifícamelo y la retiraré
  • correo
  •