30.8.06

Huir de la ciudad - Huir del campo


Cuando yo era un niño, lo que "molaba" era ser de ciudad, y cuanto más grande fuese mejor.
Era la época de los Planes de Desarrollo de López Rodó y las ciudades y la costa veían aumentar su población en detrimento de las zonas rurales, que literalmente eran abandonadas. Los barrios de las ciudades crecían a un ritmo vertiginoso y la figura del que había huído del campo por no ver futuro en él pasaba a ser el paleto, el cateto de pueblo objeto de chiste. Los ya asentados en la ciudad se mofaban del recien llegado, se reían de sus formas pueblerinas por lo que tenían de ingenuo y poco adaptado al nuevo medio.



Muchas películas de la época reflejaban esta situación. Recuerdo por ejemplo las protagonizadas por Paco Martínez Soria, Alfredo Landa y otros.
Ahora en China se da una situación similar, en tanto que las ciudades se llenan de campesinos que huyen del campo y duramente se ganan el sustento, malviviendo y sufriendo en muchas ocasiones la discriminación de los ya asentados urbanitas.
Mientras en Europa el campo se asocia a lo idílico: a la naturaleza, a los bellos paisajes, a la tranquilidad... en China se asocia al atraso, a las dificultades y a la pobreza. En Europa se tiende a volver al campo y en China a huir del campo. Todo tiene su momento y quizás a China le pase como a España, el futuro dirá.

Sobre este tema recomiendo leer el magnífico "El Diario de Ma Yan" que retrata a la perfección las dificultades de vivir en el campo en China hoy, y todo lo que eso supone a principios del siglo XXI . Y sobre los campesinos que emigran a las ciudades y la lucha por sobrevivir en ellas, la estupenda película "La Bicicleta de Pekín"

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si eres el autor de alguna de las fotos colocadas en el blog
y no deseas que sea usada aquí,
notifícamelo y la retiraré
  • correo
  •