29.8.11

Las semillas del odio


               fanático                        fanatismo
Mientras disfrutaba de unos días de descanso en la tranquilidad de un remoto bosque donde el principal sonido de fondo era el de la persistente lluvia que se negaba a abandonarnos, me llega la noticia de la matanza de Noruega. Lo que parecía una fechoría más de los islamistas fanáticos,  resulta ser sorprendentemente  la obra de un ultraderechista noruego. Sobrecogido por la noticia pienso en todos esos jóvenes que en un paisaje y clima no muy diferente  del que yo disfruto en ese momento se encuentran con terrible desconcierto y horror con una persona que les dispara y les asesina, simplemente por ser jóvenes socialistas.  El sujeto dijo que su objetivo eran los laboristas porque eran traidores y habían dejado con su política de comprensión hacia el inmigrante  que Noruega se llenase de ellos. Me vino a la mente enseguida las tertulias de Intereconomía y de otros medios similares donde se demoniza a la izquierda en general y  a los "socialistas" particular  haciéndolos culpables de todo y sembrando odio hacia ellos o los que piensen "parecido".  Este odio fanático que lentamente se crea, genera "iluminados" que son capaces de hacer barbaridades como la de la isla de Utoya.
Una campaña de auto-promoción de esa misma cadena lo deja bien claro : "Lo importante no es lo que votan sino lo que piensa"



Mensaje este que encierra la mayor intolerancia posible y con eficacia esparce las semillas del odio que a veces desgraciadamente germinan en monstruosidades como la que hemos visto en julio.

De vuelta del descanso se celebran en Madrid las JMJ (Jornadas Mundiales de la Juventud) y compruebo con tristeza una vez más el odio y la falta de respeto hacia el discrepante que se plasma en gestos y actitudes del todo rechazables por un lado y otro.

Terminadas las JMJ los "Kikos" en un acto en Madrid convocan a la evangelización de China y en el acto miles de jóvenes se apuntan a" llevar la fé" al Dragón Amarillo. Me resulta sorprendente que en estos tiempos se pretenda evangelizar a personas que legítimamente optan por llevar una vida sin religión, sin dios. Resulta provocador y ofensivo pensar que los que no son como tú están necesitados de doctrina y por ello deben ser "educados en la fé" Francamente, las evangelizaciones siempre me han parecido una falta de respeto hacia los pueblos que supuestamente están "necesitados" de ellas.  Son algo del pasado y en estos tiempos no ayudan a la concordia entre los humanos.



¿Es tan difícil llegar a entender que se puede disfrutar de la vida, ser solidario y respetuoso con el otro sin tener una religión ?


Vivir sin religión from Luis Alfonso Gámez on Vimeo.


Me acuerdo del estupendo Museo de la Evolución Humana de Burgos que he tenido la suerte de visitar  y me crea desazón, desánimo y también tristeza de lo poco que en asuntos de humanidad precisamente hemos evolucionado, más bien  retrocedido.
Si a  todo esto unimos la crisis,  pienso si es posible ser optimista  con todo lo que se nos  avecina...
Es difícil pero me esfuerzo por serlo y  pongo mis esperanzas en los millones de personas que tienen la cabeza en su sitio y el corazón abierto y que no se resignan.

Feliz comienzo del curso.

7 comentarios:

  1. Comparto todo lo que dices, sin embargo en China, la mayoría de las personas que conozco son taoistas. Y este verano en Fujian he comprobado la creciente construcción de templos. En Shanghai mismo, puedes ver muchísimas personas quemando incienso en el templo de Jinan, o en el templo de los lamas en Pekin. Por otro lado la mayoría de los misioneros que conozco, son coreanos protestantes, que si hablan chino. Los domingos voy a misa, donde hay un servicio en ingles de la iglesia católica nacional, pero con un par de sacerdotes chinos que se han formado en seminarios de Filipinas. También hemos tenido misa en español con un cura gallego. La cuestión China-Vaticano es tensa por la postura de la iglesia frente al tema Taiwan, sin embargo lo que llaman la iglesia subterránea sigue haciendo un trabajo duro, enviando gente a aprender chino e ir tierra adentro en busca de vocaciones, una misión casi imposible. En la comunidad donde vivo hay muchos chinos católicos, pero si vas al servicio en chino, la misa es una mezcla de rituales. Ofrendan frutas, hacen reverencias budistas, etc.
    En la iglesia de San Francisco Javier viene un padre de la obra a confesar, y 15 numerarias vinieron especialmente a pintar el templo que ha quedado una maravilla. Hemos bautizado a nuestra hija en la iglesia que supieron construir los portugueses en su paso por aquí, y en Xiamen me encontré con otra gran comunidad católica también. Creo que los chinos son mas tolerantes que los laicos fundamentalistas y no solo en temas de religión. En China, cada montana es un templo sagrado, y la revolución cultural pudo haber destruido edificios, pero no las convicciones de las personas. Un fuerte abrazo:)

    ResponderEliminar
  2. Eduardo Cabrera5:53 p. m.

    ¿Es tan difícil llegar a entender que se puede disfrutar de la vida, ser solidario y respetuoso con el otro sin tener una religión ?

    Es facilísimo. Y digno de alabanza.

    Ahora: ¿es tan difícil llegar a entender que se puede tener alguna vez en la vida un encuentro de espiritualidad tan intensa que después se quiera exponer, proponer (no imponer ni educar), cantar, compartir y mostrar a los demás la belleza de ese encuentro y sus efectos en uno mismo y los demás para transformarnos a mejores y para acercarnos a la felicidad, aún ante la adversidad? Pues esa es mi vivencia de la espiritualidad católica y esa es la evangelización que propone la Iglesia.

    ResponderEliminar
  3. Por supuesto Eduardo que "proponer" no es lo mismo que "educar" o "imponer" . En este terreno podemos entendernos perfectamente e incluso puedo llegara a entender la intensidad de la "espiritualidad" y compartir la fuerza de ese sentimiento pero yo hablo del dogmatismo, del fanatismo religioso o laico que lo que hace es envenenar la convivencia . La historia está llena de ejemplos de uno y otro lado ...
    Gracias por leerme comentar.
    Un cordial saludo

    ResponderEliminar
  4. Fabibarria , estoy terminando de leer "Pearl of China" de Anchee Min y precisamente me recuerda sobre lo que escribes. Pearl Buck se impregnó, mezcló con la cultura china que hizo suya y eso le da una enorme fuerza que traslada a sus obras. Su padre, misionero cristiano luchaba contra la incomprensión de los chinos a los que quería evangelizar.
    la mezcla y el encuentro es bueno. Los Jesuitas (no muy bien vistos por la ortodoxia vaticana) se dejaron seducir por la cultura china y eso fue muy positivo.
    Mi mayor respeto a todos los credos. Mi admiración a las personas que de buena fé se entregan a otros y difunden sus creencias pero sin denostar "al diferente" Yo sólo denuncio la intolerancia y el fanatismo que sin darnos cuenta se genera con pequeños gestos.
    Gracias por leerme y por dejar un comentario.

    Un cordial saludo Fabibarria

    ResponderEliminar
  5. Begoña Estevan12:16 p. m.

    Hola Jose Luís:

    Comparto lo que dices.

    Creo que las religiones en general y en particular la católica han traído mucho sufrimiento al ser humano (guerras, persecuciones, muerte...). No las creencias individuales, la espiritualidad, sino las estructuras de poder de las religiones. A mí, que soy agnóstica convencida, me da miedo ese integrismo que han demostrado los católicos en las manifestaciones que hemos sufrido en Madrid.
    Su actitud no ha sido de respeto hacia los demás. La calle era suya y no respetaron la manifestación que se convocó en protesta a los gastos de este jolgorio y que pagaremos entre todos. Se fueron a la puerta del Sol, recorrido de la manifestación, con actitud beligerante. Eso no es respetar.

    Las toneladas de comida que se han recogido de Cuatro Vientos, comida sin abrir, me parece un insulto.Creo que deberían dar ejemplo, en vez de despilfarrar cuando hay tanta gente que no tiene lo básico. Me ha parecido una manifestación de poder de muy mal gusto.

    Merece todo mi respeto la espiritualidad de cada uno, pero no así las estructuras de poder de la iglesia católica. Por no hablar de los confesionarios móviles (200) del Retiro, que por cierto eran bonitos. Gastos esteriles que a mí me ofenden y que creo que no tienen nada que ver con los auténticos cristianos, que por cierto, participaron en la manifestación contra el gasto que esta fiesta ha producido.

    Un abrazo para los cuatro.

    Begoña

    ResponderEliminar
  6. Hola Begoña. Como he comentado antes, sólo el fanatismo lo emponzoña todo. Los fanáticos dan argumentos a los fanáticos y crean nuevos, por eso en el fomento de la libertad y en el respeto a las conciencias se genera la convivencia sana. Molestarse porque se proteste por los gastos de la visita del Papa y que se "demonice" a los manifestantes llamándoles "piojosos", "perroflauta", "gentuza", etc, y que encima se les aporree ... me parece de un intolerante mayúsculo. No distinguir entre el gamberro y el que no lo es (por los que acosaron e insultaron a algunos de la JM), es un ejercicio interesado de intolerantes.
    Estoy de acuerdo con todo lo que dices a mí, los gastos (PARA TODOS, CREYENTES O NO) de la visita del Papa me parecen exagerados en estos tiempos y en este mundo tan desigual y el patrocinio de la empresas privadas es a costa de deducciones de impuestos cuyos efectos recaen en todos, creyentes y no creyentes)

    Espero que hayáis pasado un buen verano.
    Besos a los tres.

    ResponderEliminar
  7. Hay que buscar el equilibrio y el respeto por la opción de cada uno. No vivimos en un mundo de blanco y negros.

    Por que nosotros los occidentales, no hacemos el siguiente ejercicio: irnos a China e intentar aprender de su filosofía, creencias, etc. Eso es lo que nos hace falta, conocer al otro. Y no imponer nuestro criterio, como llevamos haciendo toda nuestra vida.
    ¿Por qué lo nuestro es siempre lo mejor?

    Enhorabuena por el blog Jose Luis.

    ResponderEliminar

Si eres el autor de alguna de las fotos colocadas en el blog
y no deseas que sea usada aquí,
notifícamelo y la retiraré
  • correo
  •