21.4.07

Una triste historia de desesperanza


Esta semana he conocido una de esas historias que te emocionan, te hacen pensar y sobre todo, te provocan sentimientos contradictorios.
Sentimientos de tristeza y compasión por el sufrimiento ajeno, de rabia e impotencia por la injusticia social que provoca la pobreza y de esperanza por la unión y solidaridad de las personas en momentos difíciles.
En Pekín, a finales del mes pasado, los Gong, un matrimonio de trabajadores inmigrates muy pobres naturales de Henan, con dos hijos a su cargo, se suicidó (como suelen hacerlo en China: tomando un veneno, en esta ocasión un insecticida) ante la terrible desesperación que sentían de no poder sacar a adelante a sus hijos.

El padre, desde hacía algunos años en que sufrió una hemorragia cerebral, tenía paralizado medio cuerpo y no podía trabajar y la madre trabajaba desde entonces acarreando mercancías en una moto sin licencia y ganando diez yuan (algo más de un euro) al día. El hijo mayor estaba de aprendiz en un taller mecánico y la hija, de diez años, a pesar de todo asistía a la escuela donde sacaba buenas notas.
Era la esperanza de sus padres y la misma noche en que se suicidaron la madre le rogó a su hija que estudiase y fuese a la universidad.

Los Gong sentían que eran incapaces de mejorar su mísera existencia y sus vidas transcurrían desde hacía años hundidas en la mayor desesperanza. Su miseria no tenía fin y la desesperación que les provocaba les avocó al suicidio como única salida.

Detalles de esta emotiva historia aparecieron, junto con fotografías en el blog de Li Yuanyuan , que tomó su cámara y fue a la escuela de la niña de diez años que había quedado huérfana. Habló con ella, con su tío, que provisionalmente se hará cargo de la pequeña y con el director del colegio.

En el patio del colegio al que asiste Jing, en un acto muy emotivo según se aprecia en las fotos, los profesores alumnos y padres se solidarizaron con la pequeña Gong Jinghong y aportaron dinero para el traslado de las cenizas de sus padres a su provincia de origen y para ayudar a los huérfanos y a su tío, que aún con medio cuerpo paralizado trabaja regogiendo basura y tiene unos ingresos de 1200 yuan al mes. Su tío vive solo en Pekín y su esposa y dos hijos permanecen en Henan a donde envía, a pesar de todo 1000 yuan al año.

19.4.07

"Los buenos deseos" de Yiyun Li


Acabo de terminar la lectura de Los Buenos Deseos de Yiyun Li.
Son diez historias que tienen casi todas un aire melancólico, triste y cada una es en sí misma una crítica muy dura con los años de la Revolución Cultural y/o las consecuencias que posteriormente tuvieron en las vidas de los protagonistas de los relatos. También se critica sin concesiones el actual régimen político en China poniendo el foco sobre todo en la represión de las libertades.


Yiyun Li nación en Pekín y fue testigo de algunas historias duras de la época Post-Mao. Actualmente vive en los Estados Unidos. Ha escrito este libro originariamente en inglés.

6.4.07

Integración, rasgos étnicos y/o cultura



Aparte de disfrutar de los instantes que nuestras hijas nos regalan a diario y de intentar educarlas según nuestra visión de las cosas y el mundo (algo difícil a veces, que requiere tenacidad y algún que otro cabreo como todos los padres saben...) también de vez en cuando nos imaginamos a nuestras hijas ya mayores, adolescentes , jóvenes e incluso adultas ya fuera de nuestro círculo protector.
He vuelto sobre estos pensamientos tras ver esta semana la película japonesa "Go", de Isao Yukisada. Trata el tema de la identidad cultural y el racismo que va asociado muy a menudo a un grupo étnico concreto. Los coreanos (al igual que los chinos), que en rasgos étnicos en casi nada se diferencian de los japoneses, sufren, según la película, el rechazo de gran parte de la sociedad nipona. La sola mencion del origen automáticamente es asociada a una cultura que provoca rechazo en muchos... El protagonista de la película es un adolescente que intenta afirmar su personalidad que va y viene entre la autoafirmación de coreano y el rechazo de esta condición y su plena integración en la sociedad japonesa que en cierta manera le rechaza por serlo. Es el eterno problema de la inmigración, la integración , la identidad cultural, el racismo y la heterofobia.
Tras ver la película he pensado en mis hijas y en su bienestar emocional en una sociedad que si bien es cada vez más abierta, plural y rica en lo cultural y étnico, también es una sociedad que en su seno tiene cada vez más individuos intolerantes, crispadores y muy "mala gente", y que aunque tienen el rechazo de la mayoría, también la insensibilización que poco a poco va calando en nosotros y que nos hace ser excesivamente distantes con al dolor ajeno, puede provocar que campen a sus anchas y provoquen el rechazo lento y sutil pero cada vez cada vez más grande hacia los diferentes.
No nos engañemos. En la sociedad española existe el racismo, aunque en honor a la verdad, en mucha menos cantidad e intensidad que en otros países. Nuestras hijas, tan étnicamente diferentes, pueden sentir en algún momento la punzada del rechazo, ya sea de un modo sutil o descarado por parte de esa "mala gente" que desgraciadamente existe y existirá. Me preocupa mucho que las personas "buena gente", que son , ya digo, la mayoría, se muestren indiferentes, dejen hacer y no sean lo suficientemente enérgicos en el rechazo a todos eso que envenenan la convivencia y tienen un discurso negativo hacia el distinto, el que está en minoría, el débil.
Siempre he tenido muy claro que nuestras hijas tienen unos bellísimos rasgos que nosotros adoramos y que, precisamente por ello, no nos cuesta trabajo trasmitirles el orgullo de poseerlos. También porque la sociedad identifica rasgos étnicos y cultura es necesario que sientan una mínima identificación con esa cultura que no viven porque no es la suya pero con la que serán inmediatamente asociada por parte de la gente en general. Mi hija mayor tiene una compañera de clase un poco pesada que ya en varias ocasiones y conocíendola desde párvulos le ha hecho comentarios del estilo de si come con palillos, que si habla chino, etc... Mi hija siempre le ha contestado con respuestas "de manual" : No hablo chino porque el chino lo hablan los que viven en China o lo hablan en casa, o yo como con tenedor, aunque sé usar los palillos,... Es una sola niña en una clase de veinticinco. ¿Qué ocurrirá cuando llegue a la ya muy próxima adolescencia? Todo adolescente busca autoafirmarse, busca definir su personalidad, y todos sabemos lo difícil que es esa etapa. Nuestras hijas tienen un plus, poseen unos rasgos que las diferencian de sus padres y de la mayoría. ¿Como preparar a nuestras hijas ante ese difícil momento que supone la adolescencia, con sus inseguridades, sus miedos y vaivenes?

En los Estados Unidos donde ya las primeras niñas que fueron adoptadas en China empiezan la adolescencia, ésta no parece que esté resultando especialmente dramática, al contrario de lo que ocurrió con muchos niños que hace más de cuarenta años fueron adoptados en Corea y criados en un ambiente de integración tan total con la sociedad en la que vivían, que sus padres en su mejor intención de integrar borraron toda seña de identidad cultural con el país que les vio nacer y que estos adolescentes , una vez salidos de la burbuja familiar se dieron de bruces con la sociedad que no sólo veía en ellos a unos "chinos" sino que demandaban de ellos algo para lo que nunca habían sido preparados.
Por eso es importante integrar de un modo natural, sin forzar jamás, un aprecio, un orgullo y cierto mínimo conocimiento de la cultura del país donde nacieron nuestras hijas. Es importante bajo mi punto de vista, el contacto regular con otras familias que se han formado mediante la adopcción y sin perder de vista donde vivimos y cual es nuestra cultura, incorporar a nuestras vidas de un modo lo menos artificial posible aspectos de la cultura del país que las vio nacer y les dio esos bellos rasgos que las diferencian de sus padres y de la mayoría.
En esta interesante entrevista (en inglés), Nancy Kim Parsons, que fue adoptada en Corea y es la co-productora de un documental sobre la adopción transracial:Adopted: The New American Family , nos cuenta como, si bien en un principio rechazaba los esfuerzos de sus padres por hacerle sentir orgullo de su diferencia racial, a la larga lo agradece y pone de manifiesto el acierto que tuvieron.

3.4.07

Pintura China


He empezado la lectuta de un libro titulado "Breve historia de la Pintura China", de Paloma Fadón Salazar. En sus primeras páginas esboza los fundamentos de la pintura China y destaca la estrecha relación de ésta con la poesía y la caligrafía. Paloma Fadón dice que los tres pilares de la fisofía del pueblo chino (Taoísmo, Budismo y Confucianismo) están presentes en la mayoría de las pinturas chinas de la siguiente forma:

"En la pintura china el cielo y la tierra representan el espacio y el tiempo respectivamente (...) Y el hombre que está entre el cielo y la tierra, entre el espacio y el tiempo, que los une y los separa, en donde se encuentra y hacia lo que aspira. Vemos que son tres los elementos que componen básicamente la obra: el cielo, la tierra y el hombre, simbólicamente hablando. Tres corrientes de pensamiento: taoísmo, budismo y confucianismo.



Otra manera de interiorizar y entrar en comunión con la belleza y de compartirla con otras personas es a través de la fotografía; >>>aquí <<< os dejo un enlace con unas estupendas y evocadoras fotografías de China.



Si eres el autor de alguna de las fotos colocadas en el blog
y no deseas que sea usada aquí,
notifícamelo y la retiraré
  • correo
  •