20.5.12

La mayoría decente debe liderar la sociedad



Leo hoy en El País un artículo sobre  la situación social y  económica de Grecia  y mi memoria me lleva a  hace ahora dos años cuando se iniciaron los primeros recortes. Escribí entonces un "post" en el que mostraba mi descontento sobre esos primeros tijeretazos y me hacía eco de informaciones que ya apuntaban al sector financiero como el verdadero problema de la economía española. Dos años después  el paro es el doble,  estamos en recesión  y la depresión colectiva empieza a ser preocupante.

Necesitaría mucho tiempo para expresar todo lo que me preocupa y desarrollar las ideas que bullen en mi cabeza.  En la antigua China, cuando el país sufría alguna calamidad, aunque esta fuese impredecible y ajena a la política de palacio, se hacía responsable al Emperador. El Hijo del Cielo debía asumir la responsabilidad de los padecimientos de su pueblo (responsabilidad que casi nunca asumía por cierto, aunque así se le demandase).  Cientos y cientos de años  más tarde, parece que en la democrática Europa, nadie tampoco  asume responsabilidad alguna por las malas gestiones, cuando no por las sangrantes corruptelas. Unos por egoísmo, otros por ineptitud y otros por desidia, nos están llevando hacia el precipicio, a no ser que la sociedad reaccione y la mayoría decente tome el liderazgo social .

Dicen que el Estado de Bienestar no es sostenible y echan mano de la argumentación de su imposible financiación para lentamente ir desmantelándolo y no es cierto,  ya que el gasto español en Sanidad y Educación, por ejemplo  es inferior a la media europea.  Nos mienten.
Muchos políticos necesitan argumentar de manera que no nos fijemos en sus verdaderos intereses y para ello no hay más que mirar donde terminan (más bien continúan)  sus carreras: Bankia, Iberdrola, Gas Natural, Endesa, Repsol , Telefónica ...
Y además los partidos mayoritarios y algunos medios de comunicación no pueden pasarse en críticas o poner en cuestión  determinadas empresas que les financian:  Santander, BBVA por ejemplo,  ya sea directamente o mediante publicidad...
¡Es tan lamentable todo ... !


El estado del bienestar no es el problema. Es la excusa para sacar  dinero rápido y así poder pagar los intereses de los préstamos  para financiar el déficit privado del sector financiero. Recortar en el capítulo de "personal" (principalmente Educación y Sanidad) es una forma rápida de obtener dinero.  Lo venden como que es el problema , pero no es verdad.  Recortar en la función pública es hacerlo en el bienestar colectivo puesto que los funcionarios  no somos unos vagos vividores (salvo una minoría a la que siempre se acude para desprestigiarnos y sobre la que se apoyan  en muchas ocasiones esos malos gestores de lo público) Recortar en Sanidad y Educación es empobrecernos colectivamente. Como un malabarista, así el político distrae y evita la crítica hacia su gestión.  Es más difícil doblegar al funcionario de carrera que sacó su plaza en una oposición y se debe al Estado que a algún contratado, cuando no enchufado, que siempre dirá lo que su empleador quiera oir.
Un ejemplo de lo que digo es esta carta  de la Asociación de Inspectores de Hacienda, funcionarios,  que en 2006 avisaban por entonces a Solbes sobre los peligros que se avecinaban en el sector financiero. Los políticos de entonces miraron para otro sitio y siguieron a lo suyo. Ahora estamos pagando las consecuencias.



A pesar de estar tristes, que nuestras familias sean el confort , el apoyo y la esperanza y nos permita seguir luchando por un futuro mejor.
Un viejo y triste combatiente reflexiona sobre esto en este poema  Du Fu del siglo VIII :

          Contemplación Primaveral

Me han destrozado la patria,
pero quedan sus ríos y montañas.
La primavera ya está en la ciudad,
que entierran espesas matas.
Me aflige la situación,
y mis lágrimas rocían las flores.
Lloro la separación,
y el canto de un pajarito
me estremece el corazón.
La guerra, cual una viva fogata,
ha ardido tres meses ya.
Una carta de la familia
vale más que mil onzas de oro.
Al rascarme mis cabellos blancos,
los encuentro cada vez mas ralos.
¿Como puedo sujetarlos?




5.5.12

Mañana saldrá el sol ...



Llueve con persistencia. El cielo plomizo  continuamente descarga lluvia e invita a contemplar el día desde el confort de casa y a través de la ventana. Deleitándome con la  música de fondo que Akira Kesomura interpreta al piano con acordes minimalistas y de ritmo lento,  pienso en muchas cosas. Tantas reflexiones acuden a mi mente que es imposible expresar en pocas líneas. La preocupación y la indignación por la situación sociopolítica, que permanentemente parece haberse instalado en mí, deja paso momentáneamente al recuerdo del pasado fin de semana, magnífico y feliz donde los haya,  cuando un grupo de amigos con nuestras hijas nos reunimos, como cada año por estas fechas (y afortunadamente ya van siendo muchos ) y conmemoramos el  viaje de nuestras vidas. 
Repasando las fotos de nuestras hijas en sus cochecitos y nuestros rostros felices (y más jóvenes) charlamos del tiempo transcurrido. De la transformación increíble de esos bebes de antes en jovencísimas promesas de la vida. 
A la par que nuestro pelo encanece,  nuestro rostro se llena de arrugas y nuestra agilidad mengua, nuestras hijas resplandecen con sonrisas luminosas y miradas radiantes.
Dentro de unos años tomarán el testigo de nuestras vidas y ellas serán las hacedoras de su tiempo. El control que sobre ellas ejercemos desaparecerá y tomarán completamente las riendas de su existencia. Así debe ser. Es el milagro y la grandeza  de la vida.

Me viene a la mente lo que decía mi admirado Carl Sagan en su libro “El mundo y sus demonios” a propósito de esta sensación, de este sentimiento :
"... cuando conocemos nuestro lugar en una inmensidad de años luz y en el paso de las eras, cuando captamos la complicación, belleza y sutileza de la vida, la elevación de este sentimiento, la sensación combinada de regocijo y humildad, es sin duda espiritual. Así son nuestras emociones en presencia del gran arte, la música, la literatura ..."

La contemplación de nuestras hijas, la charla animada con nuestros amigo y mirar la lluvia en esta tarde de sábado con la música de fondo, son, entre otras muchas cosas  la energía que nos mueve y que mueve de una forma positiva nuestra existencia.
Sigue lloviendo con persistencia. Mañana saldrá el sol.


Si eres el autor de alguna de las fotos colocadas en el blog
y no deseas que sea usada aquí,
notifícamelo y la retiraré
  • correo
  •