29.8.11

Las semillas del odio


               fanático                        fanatismo
Mientras disfrutaba de unos días de descanso en la tranquilidad de un remoto bosque donde el principal sonido de fondo era el de la persistente lluvia que se negaba a abandonarnos, me llega la noticia de la matanza de Noruega. Lo que parecía una fechoría más de los islamistas fanáticos,  resulta ser sorprendentemente  la obra de un ultraderechista noruego. Sobrecogido por la noticia pienso en todos esos jóvenes que en un paisaje y clima no muy diferente  del que yo disfruto en ese momento se encuentran con terrible desconcierto y horror con una persona que les dispara y les asesina, simplemente por ser jóvenes socialistas.  El sujeto dijo que su objetivo eran los laboristas porque eran traidores y habían dejado con su política de comprensión hacia el inmigrante  que Noruega se llenase de ellos. Me vino a la mente enseguida las tertulias de Intereconomía y de otros medios similares donde se demoniza a la izquierda en general y  a los "socialistas" particular  haciéndolos culpables de todo y sembrando odio hacia ellos o los que piensen "parecido".  Este odio fanático que lentamente se crea, genera "iluminados" que son capaces de hacer barbaridades como la de la isla de Utoya.
Una campaña de auto-promoción de esa misma cadena lo deja bien claro : "Lo importante no es lo que votan sino lo que piensa"



Mensaje este que encierra la mayor intolerancia posible y con eficacia esparce las semillas del odio que a veces desgraciadamente germinan en monstruosidades como la que hemos visto en julio.

De vuelta del descanso se celebran en Madrid las JMJ (Jornadas Mundiales de la Juventud) y compruebo con tristeza una vez más el odio y la falta de respeto hacia el discrepante que se plasma en gestos y actitudes del todo rechazables por un lado y otro.

Terminadas las JMJ los "Kikos" en un acto en Madrid convocan a la evangelización de China y en el acto miles de jóvenes se apuntan a" llevar la fé" al Dragón Amarillo. Me resulta sorprendente que en estos tiempos se pretenda evangelizar a personas que legítimamente optan por llevar una vida sin religión, sin dios. Resulta provocador y ofensivo pensar que los que no son como tú están necesitados de doctrina y por ello deben ser "educados en la fé" Francamente, las evangelizaciones siempre me han parecido una falta de respeto hacia los pueblos que supuestamente están "necesitados" de ellas.  Son algo del pasado y en estos tiempos no ayudan a la concordia entre los humanos.



¿Es tan difícil llegar a entender que se puede disfrutar de la vida, ser solidario y respetuoso con el otro sin tener una religión ?


Vivir sin religión from Luis Alfonso Gámez on Vimeo.


Me acuerdo del estupendo Museo de la Evolución Humana de Burgos que he tenido la suerte de visitar  y me crea desazón, desánimo y también tristeza de lo poco que en asuntos de humanidad precisamente hemos evolucionado, más bien  retrocedido.
Si a  todo esto unimos la crisis,  pienso si es posible ser optimista  con todo lo que se nos  avecina...
Es difícil pero me esfuerzo por serlo y  pongo mis esperanzas en los millones de personas que tienen la cabeza en su sitio y el corazón abierto y que no se resignan.

Feliz comienzo del curso.

Si eres el autor de alguna de las fotos colocadas en el blog
y no deseas que sea usada aquí,
notifícamelo y la retiraré
  • correo
  •