27.9.09

City of Life and Death



"La vida es más difícil que la muerte"


Con esta frase termina esta, dicen, sobrecogedora película del realizador chino Lu Chuan.

(en este blog comenté hace tiempo su película Kekexili)

Ha ganado la Concha de Oro en el presente Festival de Cine de San Sebastián. A decir de los críticos, es un galardón merecido que narrar con maestría las atrocidades que las tropas japonesas perpetraron en la antigua Capital del Sur, Nanjing, durante la ocupación del país en 1937.


Mucho se ha hablado , escrito y filmado sobre este horrible episodio de la historia reciente de la humanidad. Más allá de la discusión en las cifras de víctimas, la matanza fue un hecho y por vez primera un joven director de éxito en China, cuenta este vergonzoso episodio contando también con el punto de vista del soldado japonés. Parece que esto molesta a muchos chinos y por ello la distribución de la película puede tener problemas en los cines de su país.

Creo que Lu Chuan es valiente al mostrarnos el horror de las guerras acompañado de la reflexión que provocan otros puntos de vista (algo parecido hizo Clint Eastwood con "Cartas desde Iwo Jima" y "Bandera de nuestros padres") . El horror no entiende de países ni de épocas. Los humanos lo hemos practicado desde siempre, así como el heroísmo.


No debemos resignarnos y luchar cada cual desde su modesto lugar en este mundo para que esa "mala leche" que entre nosotros habita no se alimente con odio y se multiplique hasta nublarnos el entendimiento y llevarnos al horror como ocurre en muchos lugares del planeta, donde no sólo se cometen atrocidades sin compasión, sino que hay quien las justifica con argumentos maniqueos de buenos y malos.



Ayer mismo vi un reportaje en La 2 de Televisión Española sobre los españoles en los campos de exterminio de la Alemania nazi, donde algunos de los supervivientes contaban los horrores a los que un ser humano puede llegar. Los supervivientes contaban como algunos ante el terrible de la existencia que tenían, optaban por morir, por poner fin a tanto sufrimiento.

"La vida es más difícil que la muerte"




26.9.09

Tao de otoño


La vida es fluir, movimiento constante. La muerte es lo inerte. Cuando la brisa agita la hojas y la sombra de éstas se proyecta en esta esquina de la mesa de mi escritorio con movimientos suaves, casi imperceptibles, pienso que vivo, que la vida fluye a mi alrededor y por un instante percibo la armonía de las cosas.

Pienso en el movimiento, y en que cuando todo se detiene es el final de lo que conocemos.

Hoy es el primer sábado de otoño y al amanecer una bandada de golondrinas , camino del sur, volaba bajo sobre la tierra aún reseca pero que deja asomar pequeñas briznas de hierba. El ambiente es algo más fresco y grandes nubes anuncian lluvia. Otro otoño más y así siempre...

21.9.09

Casos de corrupción en adopciones



Yang Shuiying con dos de sus hijas delante del porche de su casa en el pueblo de Tianxi, provincia de Guizhou. Otra hija le fue llevada por un funcionario de planificación familiar, quien dijo que la iba a vender para adoptar en el extranjero. (Barbara Demick / Los Angeles Times)

Ayer leí un reportaje de Los Angeles Times, que me ha dejado muy mal cuerpo. En él se describen casos de niñas arrancadas de sus familias por parte de funcionarios encargados de vigilar los asuntos referentes a la "política del hijo único". En China, infrirgir la ley en cuanto al número de hijos por familia supone una multa muy elevada, que como dicen algunos de los carteles que en algunos lugares de ciudades y pueblos se colocan por parte de las autoridades, supone "la ruina de la familia".
Para eludir esta multa, parece ser que algunos funcionarios ofrecen la posibilidad de llevar a la niña al orfanato local a cambio de eludir la multa y guardar silencio. La niña es dada en adopción en EEUU o Europa, se dice en el artículo. Los padres dicen que fueron engañados y forzados a ello.
En los casos descubiertos,según las autoridades, los responsables han sido castigados, aunque las familias dudan de esto y afirman que han sido sanciones muy leves, en algunos casos aún siguen en sus puestos.
Parece, según el reportaje, que a partir del años 2003, y debido a la gran demanda de solicitudes de adopción, algunas personas vieron en el donativo de 3000 dólares, una forma de enriquecerse fraudulentamente, aprovechánsose de su posición o puesto de trabajo.
Siempre he pensado (y sigo pensando) que establecer un "donativo" obligatorio, así como el control que el CCAA (Centro Chino de Adopciones) ejerce en todo el el proceso, es una garantía para las familias adoptantes. Estableciéndo una candidad única y para todos los orfanatos la misma, evitan una competencia entre ellos a la hora de tramitar adopciones que podría llevar a una corrupción mucho más extendida como ocurre en otros países. En un Estado de carácter autoritario y centralizado, como el chino, esta es la manera con la que se intenta controlar, en la medida de lo posible, todo el proceso. También, ese mismo sistema lleva al abuso en los lugares remotos, como vemos. Espero que, como parecese ser, haya sido algo muy puntual y minoritario y deseo y espero que no se vuelva a producir. Noticias como esta me producen una gran desazón.

16.9.09

Machismo en China


Hoy he visto unas imágenes que muestran el machismo en toda su crudeza. Advierto que son duras las fotos que se pueden ver en el blog China Smack. La chica agredida es novia del homínido que le pega. Se entera de que está embarazada y sabe (por su abstinencia previa al próximo enlace) que el hijo no es suyo. Casi peor que las imágenes son algunos de los comentarios de algunos (demasiados) lectores. Afortunadamente otros censuran, condenan y abominan de la conducta de ese salvaje que pega a una mujer embarazada . Deplorable la actitud de los espectadores de la escena.
En España mueren al año decenas de mujeres por ese pensamiento cavernario de "eres mía" y" "tengo derecho sobre ti" . En China es peor, cosa que lamento.


13.9.09

Comienza el curso escolar


"No te quejes de la oscuridad, enciende una luz"

Confucio


Este verano tuve una breve conversación con una joven china que trabajaba en un bazar de Fuengirola (Málaga) En muchas ocasiones, debido a los rasgos de nuestras hijas, en fácil entablar conversación con ciudadanos chinos que viven en nuestro país.

Me contaba esta joven (de unos veinte años) hablando de la edad de mis hijas y del curso en el que estaban en la escuela, que su hermana pequeña, de la misma edad que la menor de mis hijas, no se adaptaba a la escuela. El ambiente en las clases le desagradaba y lo pasaba mal.

Me preguntó si mi hija pequeña se sentía bien en el colegio. Me confesó esta chica que comprendía a su hermana, que el los años recientes en los que esta joven estuvo en el Instituto, le resultaba increíble el trato que los alumnos daban a los profesores, como no les hacían caso y como se perdía el tiempo en clase. No comprendía la falta de respeto que los chavales tenían hacia sus profesores, viniendo de un país, como China, donde no sólo a los profesores se les respeta, sino a todas las personas mayores.

Comentarios como los de esta joven china, me entristecen como español y como maestro, que como probablemente sepan algunos de los amables lectores de este blog, es lo que soy. Es la profesión que elegí hace ya mucho tiempo. Hoy en día pasamos por muy malos momentos en materia educativa. Sé de que hablo. La sociedad actual en nada se parece en la que vivía cuando decidí dedicarme al trabajo de enseñar, de transmitir a los niños la fascinación y el estímulo que supone el descubrimiento de las cosas. Aprender es una actividad muy gratificante y además muy útil para la vida. Desgraciadamente la escuela ha ido deteriorándose con el paso de los años. No me refiero ni al al material educativo ni a la instalaciones, que han ido mejorando con el paso del tiempo, como ha sucedido en nuestras casas, que disponen ahora de mas "comodidades" que nunca. Tampoco me refiero al profesorado que (aunque también hay quien no da el nivel, como ocurre en todas las profesiones) está razonablemente preparado y motivado para hacer su labor. Cuando me refiero a deterioro, quiero referirme al mismo acto de "enseñanza -aprendizaje" .

Cuando empecé, la mayor parte de mis energías las dedicaba a preparar con ilusión la materia que iba a enseñar. Pensaba en el modo más atractivo de transmitir "la chispa" que te enciende el entusiasmo por descubrir las cosas, por entender, por aprender. Buscaba lo mejor para motivar a mis alumnos y por mantenerles este estímulo durante el curso. Creo con honestidad que muchos guardarán un buen recuerdo de sus años de escuela como yo también lo tengo. Así como antes dedicaba la mayor parte del tiempo de clase, de mi energía a enseñar las claves del aprendizaje , del saber y del conocimiento de una materia concreta, en los últimos años gran parte de la energía se me va en mantener el orden necesario para que el acto de aprender se pueda llevar a cabo y en burocracia inútil. Pienso que soy un maestro que intenta estar al día en todo. Siempre he reciclado mis conocimientos y adoptado a las exigencias de cada momento.

La escuela es un reflejo de la sociedad y siempre he ido a la par de los tiempos y las exigencias que éstos en cada momento me han marcado, pero ahora la cosa pinta muy mal. A pesar de todo, intento todos los días hacer de tripas corazón y en la medida de lo posible enfrentarme a las difíciles exigencias de mi trabajo lo mejor que sé, sin dejarme la salud en ello, cosa difícil puesto que el maldito estrés siempre me está rondando y mandándome avisos en forma de erupciones de piel, dolores de espalda, de cabeza, insomnio, etc. Intento ( y creo que consigo) mantener la cabeza fría en los momentos más complicados y no dejarme arrastrar por las emociones negativas que cada jornada aparecen por aquí o allá.

Intento hacer mía a diario la máxima de Confucio que encabeza esta entrada e intento agitar la conciencia de todos los que tengo a mi alrededor, es mi deber aunque parezca que siempre me estoy quejando y que parezca infeliz (cosa que no es cierta obviamente) Soy consciente que crear un problema es mucho más fácil que resolverlo y que para los problemas complejos las soluciones también son complejas.

Pongámonos a trabajar .

Me gustaría compartir con vosotros la reflexión que da con las claves del problema que tenemos en educación, muy acertada en mi opinión, que esta semana pasada escuché en Onda Cero, en el programa "Julia en la Onda" , a Francisco Kovacs, médico especialista en la espalda y sus patologías, que en su entrevista con Julia Otero, acaba hablando de educación. Un tema que parece que a todos preocupa, pero en el que no se hace nada concreto y efectivo que haga que comience a girar esta nave en la que vamos todos y que se encamina a no sé donde.

6.9.09

Tres libros


Tengo en mente leer estos tres libros que ayer, dándome una vuelta por el centro de mi ciudad, ojeé en una librería. Tengo una lista de futuras lecturas que cada vez se hace más larga, donde no sólo están textos relacionados con China, como es natural. Muchas veces, de esa lista se cae alguno que otro, cuyas referencias no son buenas por comentario de lectores, y que tras ojearlos un poco decido dejarlos. Lo hago sin problemas. Nunca me empeño en leer o terminar un libro que no me gusta, habiendo tanto donde elegir. Suele sacarlos de la Biblioteca Pública y si me gustan, los compro.
(haciendo "clic" sobre ellos se abre un enlace con la referencia de los mismos)

Si eres el autor de alguna de las fotos colocadas en el blog
y no deseas que sea usada aquí,
notifícamelo y la retiraré
  • correo
  •