22.6.09

En defensa de los chinos (otra vez)

No es la primera, ni la segunda , ni me temo que será la última vez que tenga que salir en defensa del colectivo de chinos, en China y en España.

En esta ocasión, el desencadenante ha sido la redada que la policía realizó la semana pasada en Barcelona para precintar talleres clandestinos de confección y detener a los explotadores que mantenían a algunos de sus compatriotas en condiciones lamentables. Nada que objetar si no fuera porque en el mismo saco se mete a los chinos de bien (que son la mayoría) y a los miserables explotadores. La mitad de los talleres precintados tenían licencia y estaban en situación legal. Este redada ha condenado a la más absoluta miseria a decenas de personas. Estoy harto de las “buenas intenciones” que tan limpias dejan las conciencias y nos hacen ver lo justos, democráticos y defensores de la justicia que somos y no queremos ver la complejidad de estos asuntos, los matices de gris y lo complejo de las soluciones.


La ley debe aplicarse siempre sin excepciones y matices, pero las prioridades, las consecuencias de determinadas aciones no deben dejarse de tener en cuenta. Podemos dedicar, por ejemplo, a decenas de policías a vigilar a los peatones que cruzan por donde no deben, a los ciclistas que usan la acera, a conductores que no llevan la documentación en el coche , la rueda de repuesto a la presión apropiada y las luces de sustitución, ….. Muy bien. ¿Cómo hará esto que aumente nuestra seguridad vial? ¿Cómo contribuirá al descenso de la siniestralidad? Me temo que poco. Es cuestión de prioridades. No digo que esté mal que se persiga el crimen organizado, pero tengo mis dudas sobre la efectividad y necesidad de medidas así, con ese despliegue de medios.

Como titula Joan Barril en el Periódico, la redada es "Policía para el pobre".

Esta tarde, en las radios comentaban el tema y al final todo llevaba a los tópicos de siempre:

“Los chinos son muy cerrados, los chinos trabajan mucho por nada, son como esclavos, hacen competencia desleal, no pagan impuestos, todos son de la mafias o explotados por ellas , ¿dónde están los cadáveres de los chinos que fallecen? La mayoría de los locales son para blanqueo de dinero”...


Para terminar y como colofón, un oyente del programa habla de como los chinos han llegado a Mataró para “quitarles el trabajo que ellos hacían...”


Conozco a una mujer china que reside en mi ciudad. Tiene titulación universitaria, habla inglés y el español con fluidez y perfección asombrosas. Trabajó durante años de dependienta en una tienda de souvenirs y ahora , gracias a su trabajo sin descanso (traducciones, clases, etc...) a su preparación y a su pragmatismo, ha montado un restaurante (restaurante ¡japonés¡) además da clases de chino en la Universidad. Ha traído a su hijo desde China después de varios años de alejamiento y recientemente a sido madre otra vez.

De esto no se habla en los medios. Tampoco se habla del negocio que en occidente se hace con China y con lo que allí se fabrica. Sólo de productos de baja calidad, de falsificaciones y de los que son inseguros, peligrosos o tóxicos. Nunca nos acordamos de que nuestros televisores, relojes, cámaras fotográficas, teléfonos móviles, ordenadores, está hechos en China, eso sí, de marcas occidentales, que ganan ingentes cantidades de dinero deslocalizando su negocio...


Es curioso que esto ocurra en el país de la UE con más dinero negro en circulación y con la mayor tasa de economía sumergida....

Por ejemplo, en mi ciudad, de siempre ha contado con decenas de talleres clandestinos de joyería, donde miles de jóvenes han sido explotados durante generaciones. ¿Para cuándo una redada?





13.6.09

El valor del dinero

4470_1

Leí el otro día en Xibanya, el blog de Juan Pablo, que de los 133 millones de blogs, sólo un cinco por ciento  están activos (actualizados regularmente al menos cada tres meses) Este humilde blog , por falta de tiempo, se actualiza cada vez más de tarde en tarde. El motivo no es falta de ideas, ni de temas, ni siquiera de ganas, es más sencilla: en la distribución del tiempo de que dispongo cada día, nuestras hijas,  el trabajo, los familiares, el descanso, la lectura, la intendencia, ...., se llevan horas y horas. Para escribir en el blog, conforme pasan los años, me auto exijo cada vez más en la elección de los temas. Se que algunos asuntos "me tiran" más que otros y no repetirse o resultar pesado es todo un  reto que requiere concentración, y ésta, después de una jornada laboral exigente, de una hijas exigentes y un ajetreo  más o menos habitual, es de lo que meno me queda.  Cuando llega el fin de semana y tengo un rato para mí, para este blog y pienso en el tema del que reflexionar "en voz alta", empiezo a dudar.... Unos son demasiado serios, profundos y no merecen unas apresuradas líneas, otros quizás son demasiado similares a los ya tratados y parecen un "remake" de lo ya dicho, y no hay nada peor que repetirse....

Soy una persona que gusta de la charla, de la conversación,que expreso a aquel que me quiera oír mis opiniones. Lo hago con vehemencia y me gusta argumentar.... Pero este blog (su nombre y espíritu) no siempre está relacionado con los temas que me son cotidianos.

Hoy sí voy a comentar algo que he hecho esta misma mañana con mis compañeros de trabajo (ajenos absolutamente a China y lo chino) y es la compra millonaria de Ronaldo por parte del Real Madrid.

Pagar 94 millones de euros por los servicios de un jugador es una absoluta inmoralidad.  Es un signo más , un síntoma más,  de la desorientación de nuestra sociedad globalizada. Mi mujer y yo intentamos transmitir a nuestras hijas el valor del dinero y su relación con el esfuerzo y  con la responsabilidad y noticias como esta lo hacen más difícil.

Mal mensaje se da a niños y jóvenes  con operaciones comerciales de este tipo (no es otra cosa que cálculo financiero y negocio) camufladas de deporte. Es un modelo nefasto para las ilusiones y sueños juveniles donde se debería fomentar el gusto por el trabajo bien hecho y su recompensa económica  de acuerdo con la tarea realizada y no utópicos  "pelotazos" (nunca mejor dicho) desprovistos de principios morales o éticos.

soccer090612

Leo en China Smack los comentarios de ciudadanos chinos con respecto a este fichaje, y salvo unos pocos, la mayoría no se fija en lo que supone pagar 94 millones de euros por jugar al fútbol. Con pena constato que este mal también está globalizado.

Hace un rato en  la cadena de televisión Cuatro,he visto un programa llamado "Ajuste de Cuentas" cuyos protagonistas son una pareja arruinada por nos saber precisamente esto, el valor del dinero, lo que representa ganarlo y el estilo de vida al que son tan dados muchos hoy en día de vivir por encima de sus posibilidades y de gastar lo que no se tiene y  que siempre " Dios proveerá".

Decía Confucio : "En un país bien gobernado debe inspirar vergüenza la pobreza. En un país mal gobernado debe inspirar vergüenza la riqueza."

Si eres el autor de alguna de las fotos colocadas en el blog
y no deseas que sea usada aquí,
notifícamelo y la retiraré
  • correo
  •