16.7.06

Viajar



Dentro de una hora escasa nos vamos a disfrutar unas semanas de vacaciones. En mi mochila, entre otros libros me llevo un clásico de la novela china Los viajes del buen doctor Can.
Como el humanista e inteligente doctor Can, espero disfrutar del paisaje, de las gentes y también de la gastronomía de los sitios por donde nos disponemos a pasar.
Hasta la vuelta.

10.7.06

Amor (y sus adjetivos)





Ayer pasé un rato estupendo viendo "Guardando las apariencias", de Alice Wu .
Me ha sorprendido gratamente esta ópera prima de esta joven y para mí hasta ahora desconocida realizadora norteamericana de origen chino.
Esta película trata, entre otros temas, de algo tan universal e intemporal como es el amor ( en todas sus formas) , y de los compromisos familiares (basados también en el amor) que nos atan y que en tantas ocasiones nos llevan a cometer errores que nos marcan de por vida.

El contexto de esta historia es Nueva York y los protagonistas son unas neoyorquinas de origen chino que se mueven entre el respeto al honor de los padres (tan confuciano) y el deseo de manifestar los sentimientos abiertamente, sin guardar las apariencias, pero sin hacer daño a los demás. Sobre su película, esto es lo que comenta Alice Wu :

Escribí "Guardando las apariencias" como una carta de amor dirigida a mi madre. El personaje de Ma empieza la película como una mujer que, aparentemente, ha realizado todas las decisiones importantes de la vida; a sus 48 años ha llevado una vida formal y ahora, fundamentalmente, vive para morir. Que al final rompe con las tradiciones y vive según sus principios es un triunfo que quería que mi madre –y el mundo– viera. Supongo que si hay algo que que intento decir con la película es que, independientemente de quién seas –asiático o negro, gay o heterosexual, joven o viejo, básicamente, lo que quiere todo el mundo es amar; y que la oportunidad puede surgir en cualquier momento de la vida que uno se proponga.

Hice "Guardando las apariencias" porque quería que mi madre supiera que nunca es demasiado tarde para enamorarse por primera vez. Y que no siempre es cuando hacemos las cosas bien, sino que a veces es cuando nos equivocamos, cuando emprendemos el camino que nos permite adentrarnos en el que nos corresponde.

8.7.06

Mao con cuernos y rabo
















Llevo unos días leyendo "Mao, la historia desconocida", de Jung Chang que es también la autora de "Cisnes Salvajes".
Jung escribe esta biografía de Mao Zedong junto con su marido Jon Halliday.



Así como "Cisnes Salvajes" me gustó, éste su segundo libro, no me está gustando casi nada y dudo que lo termine. En Cisnes Salvajes Jung hace un emotivo relato en primera persona y de primera mano de lo que el nacimiento de la República Popular significó para ella y su familia. Parece un relato de su historia personal muy creíble , emotivo y que puede hacerse extensivo a lo que millones de chinos experimentaron en aquellos años del siglo pasado.
En cambio, en este nuevo libro, su autora más bien parece que ajusta cuentas personalmente con este personaje tan importante en la historia de China.
Estoy de acuerdo con Rafael Poch, corresponsal en China de La Vanguardia, en que "Mao, la historia desconocida", más que una biografía académicamente solvente, rigurosa y bien documentada, es una caricatura de Mao .



Sí me gustó mucho y recomiendo en cambio esta otra biografía de Mao que hizo Li Zhisui, el que fuera durante muchos años su médico personal. Se titula La vida privada del presidente Mao. En esta otra biografía Mao no queda muy bien parado que digamos pero no lo vemos con cuernos y rabo, riéndose sádicamente del sufrimiento ajeno como en el libro de Jung Chang.

1.7.06

Wu Wei : La Inacción que lleva a la Acción



Wu wei es uno de esos conceptos que tiene su origen en la filosofía toísta y que pueden llegar a ser mal interpretados y a ser no entendidos por un occidental. Más allá de las interpretaciones religiosas o místicas; para mí , su verdadero valor creo que está en lo que tiene de filosófico y psicológico. Puede sernos una herramienta muy útil ya que muchas veces tanto los prejucicios, como la acumulación y yuxtaposición de datos, ideas, conceptos, no nos dejan llegar al núcleo de las cosas. Todas se nos colocan a modo de filtro e impiden que veamos con claridad los hechos que en su sencillez tienen todo el sentido.
El Wu Wei es una herramienta para un fin y también una actitud ante las cosas. Es necesario para tener el tan poco común , a veces, Sentido Común. El no hacer nada, la inmovilidad, la pasividad, muy al contrario de lo que podamos pensar en un principio es algo muy sencillo y a la vez algo muy profundo y desicivo para nuestro bienestar psicológico. Principio éste el de Wu Wei que aplicamos en nuestras vidas de vez en cuando pero quizás no lo suficiente. En la vorágine de pensamientos que siempre tenemos en mente, en la acumulación de datos, a menudo solapados cuando no revueltos; en el ruido mental constante, el detenerse, el no hacer nada, el no pensar en nada, la inaccción, hace que de vez en cuando, cuando nos llega el sosiego, las aguas tubulentas se han calmado, el ruidoso viento de ha detenido, entonces la mente se nos ilumina y vemos con claridad ese camino que debemos seguir, esa desición que debemos tomar, esa respuesta que debemos dar, ese trabajo que debemos hacer y nos ponemos en acción.
En "Muerte de una heroína roja", el inspector jefe Chen Cao, buscando algo, que no sabe qué pero que sabe importante para su investigación, en un cuarto repleto de objetos y al ver que su búsqueda no da fruto. Se detiene, deja de buscar: Wu Wei y al poco el haz de su limterna se detiene en ese lugar donde está lo que buscaba, lo tenía delante, pero la busqueda era atropellada. Una calma oportuna, el dejar de buscar impulsivamente le lleva a fijarse en algo que requería una sutil observación que no puede hacerse en medio de un caos mental.
Si eres el autor de alguna de las fotos colocadas en el blog
y no deseas que sea usada aquí,
notifícamelo y la retiraré
  • correo
  •